Tuesday 17 de January de 2017

Un órgano que vigile la industria del carbón

     30 Aug 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Para los especialistas en la materia, el carbón ha sido y aún continúa siendo uno de los recursos energéticos no renovables más apreciados por la humanidad. En México este mineral es reconocido como un recurso económicamente rentable desde la mitad del siglo 19.  Actualmente, los principales yacimientos existentes de este recurso se localizan en tres entidades de la República Mexicana: Coahuila, Oaxaca y Sonora.
El especialista, Juan Tonda, comenta en uno de sus trabajos que la explotación del carbón se desarrolla de dos formas: en minas de cielo abierto o de tajo y en minas subterráneas. Agrega que en la extracción del carbón en minas subterráneas existen dos problemas: 1) produce un gas muy venenoso, conocido como gas grisú (metano) que al mezclarse con el aire en una proporción superior a 6% puede originar una explosión; y 2) las condiciones de trabajo a las que están expuestos los mineros, provoca que en cualquier momento inhalen partículas de sílice (SiO2) de cuarzo cristalizado o amorfo con lo cual pueden contraer una enfermedad mortal llamada silicosis.
La explotación del carbón tiene su punto importante en el estado de Coahuila. En la actualidad, ese estado ocupa el cuarto lugar a nivel nacional, en la producción del mineral sólo detrás de Sonora, Zacatecas y Chihuahua, donde la actividad minera está orientada a la extracción de oro, plata, zinc, entre otros minerales.
Si bien esta actividad contribuye a contener el desempleo en Coahuila, lo cierto es que un conjunto de problemas poco transparentes está arrastrando al trabajador a situaciones de incertidumbre permanente. Los problemas nacen desde la política de concesión legalmente establecida. Entre el 2000 y 2009 la Dirección General de Minas expidió 919 títulos de concesión bajo la modalidad de exploración y mil 188 de explotación.
En este universo, hay un conjunto de problemas que llevan al trabajador a la muerte. Vigilancia escasa o nula de parte de las autoridades federales; cuestionamientos sobre corrupción entre concesionarios y la Promotora para el Desarrollo Minero de Coahuila (Prodemi), organismo descentralizado del gobierno estatal;  a ellos se unen los asuntos laborales, la ausencia de prestaciones sociales,  y las condiciones de alto riesgo en las que se encuentran los mineros.
La situación es crítica. La explosión en la mina la Esmeralda en el municipio de San Juan de Sabinas se une a la decena de tragedias ocurridas en tan sólo cinco años. ¿Qué hace falta en esa entidad? Recientemente el senador Ricardo García Cervantes propuso crear un órgano nacional dedicado a supervisar y vigilar la industria del carbón que tenga la obligación de informar permanentemente al Senado de la situación que guarda este sector.
El objetivo es terminar con prácticas de corrupción y someter a las empresas a los principios de transparencia y rendición de cuentas. Por el bien de los mineros, esperemos que esto se concrete.

*Politólogo




Lo más leído
Secuestran a dos hombres en Guadalupe
Se registra accidente múltiple en el boulevard
Aseguran un vehículo robado
Encuentran a un hombre sin vida en Zóquite
Se pasa el alto y choca
El viernes será la Feria del Empleo en Calera
Piden a SRE vigilar proceso de mexicano detenido en Letonia
Se pone agresivo con Tránsito
Por Trump, anuncian cerco a Embajada de EU y bloqueo a puentes internacionales
Peña Nieto anuncia medidas en favor de economía y Pymes
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad