Saturday 21 de January de 2017

Un parlamento con futuro

     19 Apr 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Con la convicción de que la participación ciudadana debe ser promovida desde la infancia, se llevó a cabo el Parlamento Binacional de la Niñez Zacatecana.
Durante el trabajo parlamentario las niñas y los niños valoraron la palabra y la argumentación con instrumentos eficaces para producir iniciativas, entablar debates y desarrollar proyectos que ayudan a transformar y mejorar la vida en sociedad.
Las niñas y los niños de nuestro estado se encuentran en plena formación ciudadana, en pleno proceso de adquisición de conocimientos para insertarse en la realidad social de la que forman parte. Se enfrentan a un mundo diverso y conflictivo en el que deben conciliar permanentemente su voluntad con la voluntad de los demás y mediar sus intereses con los intereses del prójimo.
El trabajo en el Parlamento permite valorar el uso de la palabra, el diálogo y el debate que y tiene la finalidad de propiciar un espacio de encuentro para expresar y defender libremente las opiniones e intereses, valiéndose de la participación y la búsqueda de consenso como herramientas indispensables para obtener soluciones colectivas.
Durante el desarrollo de los trabajos se promovió la adquisición y difusión de valores con el propósito de contribuir a sentar las bases de una sociedad más comprometida, se promovieron acciones para sensibilizarse ante las necesidades humanas y el deterioro de la naturaleza e interesarse por el mejoramiento de las condiciones sociales, políticas y culturales de la familia, escuela y comunidad.
Cuando concluyó el proceso para la elección de los legisladores infantiles surgieron conclusiones, propuestas, sugerencias tales como: que la familia es la reproductora de los valores por lo tanto ejerce una función educativa cimentada en afecto y reglas, moldea actitudes y comportamiento, los vínculos entre madres, padres e hijos, hijas y demás miembros de la familia se sustentan en el cariño y los principios, los lazos familiares tendrán que ser sólidos y permanentes en tanto que cimentan los valores de forma positiva.
La escuela y otras instituciones, así como los medios de comunicación deben colaborar para la adquisición de la identidad y sentido de pertenencia a nuestro país, estado y comunidad a través de la promoción de costumbres, tradiciones y hábitos de vida.
No estoy hablando de algo desconocido, el aprendizaje dentro y fuera del aula no es solo un proceso intelectual;  se enseña también la afectividad y ese proceso educativo con base en cariño y valores, desarrolla la inteligencia emocional que nos va a permitir valorar lo que sucede y lo que debemos hacer para no convertirnos en máquinas frías sin principios morales ni sociales.
La construcción de la nueva sociedad del siglo 21 sugiere que a la familia hay que prepararla para que cumpla el rol de educar.

*Integrante del grupo
"Voces de mujer", presencia
y transparencia




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad