Saturday 21 de January de 2017

Un prietito en el arroz

     21 Jul 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Este pasado fin de semana cerramos nuestras vacaciones familiares con la boda de una de mis primas. En realidad no hay nada más agradable que tener la fortuna de convivir con la gente que queremos, en un lugar mágico como el sur del DF y por supuesto con un clima inspirador para los que vivimos en sequía permanente. Tláloc nos dio la oportunidad de llegar al lugar sin ningún problema, incluso el astro rey seguía regalándonos su brillo. Después de una hora aproximadamente, la lluvia apareció para no cesar hasta la medianoche.
La fiesta de primera al igual que la atención y la vibra de los novios. La música excelente y por supuesto la comida y bebida fueron suculentos manjares esa tarde. En resumidas cuentas puedo cerrar la descripción anterior con calificación de sobresaliente.
Como es de costumbre y para efecto de análisis, cada experiencia buena fuera de mi estado trato de adecuarla para ver qué es lo positivo que podemos sacar o aprender. Hace sólo un par de años el turismo de bodas florecía en Zacatecas, recuerdo que cada fin de semana nuestra capital se engalanaba con parejas que optaban por contraer nupcias aquí; los hoteles contaban con ocupaciones estables, los banqueteros contentos, los empleos indirectos que este tipo de enlaces produce tenían la fortuna de tener trabajo cada siete días, se contaba a su vez con un flujo de efectivo estable; en fin,  la mayoría de los zacatecanos nos veíamos favorecidos de alguna manera con este tipo de turismo, el famosísimo turismo de bodas.
Actualmente y después de varios sinsabores, los turisteros estamos preparados para hacer la mejor de las fiestas, por supuesto no sólo bodas, sino celebraciones de cumpleaños, aniversarios, etcétera. Aunado a esto la belleza de nuestra capital, museos, pueblos mágicos, parques, etcétera, logran conjuntar un todo para disfrutar sin descanso un fin de semana.
Desafortunadamente en estos menesteres siempre hay un “pero” que surge como el famoso prietito en el arroz, el detalle que hace que se vaya a la basura todo el trabajo de autoridades e iniciativa privada por un turismo digno. Por este medio quiero hacer un llamado a Aeroméxico, quien como línea aérea no se cansa de jugar con nosotros sus clientes sin un menor apego a la ética de los servicios. Desafortunadamente en los vuelos a nuestro estado casi nunca hay puntualidad (retrasos de más de tres horas), hay una frecuente cancelación de vuelos y lo peor, que su servicio cuesta como si en realidad lo valiera. No sé donde se capacita al personal del aeropuerto de la Ciudad de México de su compañía, pero la burla y el trato hacen que uno se sienta como si le regalaran el pasaje. En lo personal he tratado de expresar estas inquietudes por diferentes medios tales como correos electrónicos, su servicio a clientes y sí, la respuesta siempre es inexistente.
Que pena que una compañía de esta magnitud desaproveche el potencial que tienen como empresa y lo peor, que hagan que la gente llegue a Zacatecas malhumorada y con ganas de comerse viva a la primer persona que se encuentre. Sé de antemano que mi experiencia y la de mi familia el lunes pasado en el aeropuerto de la Ciudad de México encajará con al menos alguna historia  de los viajeros frecuentes de esta ruta.
Mi vuelo de regreso salió dos y media horas tarde. No pudimos bajar en Zacatecas por una lluvia torrencial que estaba en el aeropuerto (que lo entiendo perfectamente bien), nos llevaron hasta Aguascalientes, nunca nos avisó el piloto hasta llegar. Nos dejaron 30 minutos en el avión. Ya que nos dejaron salir, nos dieron la oportunidad de comer y más o menos dos horas después finalmente salimos hacia nuestro destino. En resumen, debimos haber llegado a eso de la 1:30 de la tarde a nuestro estado y terminamos el recorrido a las 7 de la tarde aproximadamente.
Por la noche salía el otro vuelo del DF a Zacatecas, su horario nocturno lo hace accesible a las personas que tienen que trabajar todo el día. Pues cuál sería la sorpresa que tuvieron a la gente hasta las 2 de la mañana del martes para decirles de una manera grosera y petulante que se cancelaba su vuelo. La seguridad interna del aeropuerto decía por radio en tono de burla que mataran a un pasajero para que se calmaran los otros. El viacrucis de estos viajeros finalizó a las 7:30 del martes con el aterrizaje del avión en su destino, el aeropuerto de Zacatecas. Por supuesto con equipajes incompletos.
Señor Conesa, lo invito de la manera más atenta a que se ponga en los zapatos de sus clientes y mejore a la brevedad su servicio. Ojalá supiera lo que es estar en una sala de espera por más de seis horas soportando los insultos y burlas de su personal de mostrador. Espero que usted por este medio (porque en realidad no veo otro), haga conciencia en los déspotas de los empleados del aeropuerto del DF que las personas que volamos esperamos un servicio digno y de calidad, no lo que actualmente ofrecen. Es una pena que una empresa tan importante para nuestro país como la que usted dirige siga viviendo en la mediocridad del pésimo servicio que siempre han brindado. Hasta la próxima.

*Presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Zacatecas (Amhmzac)
rmunozc1970@hotmail.com




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
Participan militares en talleres de nuevas masculinidades 
Trump mantiene su proteccionismo; EU saldrá del TLCAN si no le favorece
Asegura la Profepa ejemplares de loro en Tabasco 
Niega nepotismo la regidora de Río Grande, María Teresa Rodríguez 
Debajo del uniforme hay un ser humano: Tenorio Raudales
Aprueba el Issstezac 87 nuevas pensiones 
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
 Se reúne Judit Guerrero con "hormiguitas"
Fortalecerá el Gobierno del Estado la estrategia de prevención del delito 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad