Monday 23 de January de 2017

Un reino y una palabra

Tren Parlamentario

     18 Feb 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:

A la reforma constitucional en materia educativa, que el Congreso de la Unión y los Congresos locales aprobaron ya, sólo le falta que la publique el Ejecutivo Federal en el Diario Oficial de la Federación, para que entre en vigor, y, a partir de entonces, comenzar a reformas las leyes secundarias que le atañen, para que allí queden fijados los criterios y las condiciones de la evaluación a que serán sometidos los maestros. Parecía un tema casi concluido; sin embargo, lejos está todavía de que el asunto quede sosegado, porque los profesores insisten en afirmar que eso que han llamado reforma educativa, en realidad es una reforma administrativa, con clara dedicatoria a darles en la torre a ellos, el magisterio, y que por lo tanto, dicen, chorrea perversidad.
Este viernes, una columna de maestros en manifestación, que simpatizan con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se apersonó en San Lázaro y se entrevistaron con el presidente de la Comisión de Educación y Servicios Educativos, Jorge Federico de la Vega Membrillo, a quien le pidieron interceda para que los reciba el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor.
Afirman los profesores que a pesar de que la reforma constitucional ya está allí, terminada, todavía el Congreso de la Unión podría emitir interpretaciones jurídicas a través de las reformas secundarias, que tendrán que hacerle a la Ley General de Educación y a la Ley Federal del Trabajo.
En la reforma constitucional de marras, en el artículo tercero, fue insertada una palabra que ha estado escociendo hasta el tuétano a los trabajadores de la educación. Y ésta es el vocablo “permanencia”, misma que alude un mandato que los afectados tildan de siniestro.
El maestro que no pasase los exámenes de evaluación sería puesto de facto, de inmediato, en la picota laboral, y se le quitaría el trabajo a la voz de ya.
La CNTE y el SNTE, es decir disidencia y oficialistas, han coincidido en ese cruce de caminos y jalan parejo en procura de la misma causa: borrar la palabra temida a través de una nueva reforma constitucional o bien desbalagarla, desflemarla, desactivarla en la interpretación legislativa que vayan a emitir, primero, los diputados y senadores en las reformas secundarias que vienen, y, segundo, en la interpretación final que vaya a imponer el mismo Ejecutivo Federal en los reglamentos de las leyes secundarias.
“Es ahí”, en las reformas secundarias, decía este viernes el diputado De la vega Membrillo, “donde es necesario ser precisos, porque se fijarán los términos, criterios y las condiciones de la evaluación obligatoria para el ingreso, promoción, el reconocimiento y la permanencia (de los maestros en el Sistema Educativo Nacional)”.
En San Lázaro, uno de los representantes de la CNTE, Juan José Ortega Madrigal, reiteró que el motivo de la naciente movilización magisterial es el “rechazo total a la reforma que ustedes llaman educativa y que nosotros calificamos simplemente de administrativa, porque en ella no se analizan de fondo los programas de estudio, mucho menos revisa cuestiones como la infraestructura, el equipamiento y las demás necesidades de la docencia”.
Fue más allá el sindicalista: “es una reforma perversa y morbosa, que sólo va en contra de la clase trabajadora y sólo busca beneficiar a la iniciativa privada”.
-En su opinión, ¿cuál es el motivo por el cual la educación empeoró en los últimos años? -un reportero le preguntó.
“Su empeoramiento”, respondió, “tiene que ver con los malos procedimientos implementados. Una reforma que no cuente con la participación de los maestros, alumnos, padres de familia y especialistas está incompleta”.
Y afirmaba que el gobierno ha sostenido un diálogo de sordos, con la CNTE, porque a pesar de que se reúnen en mesas de trabajo “la cuestión es que nos escuchan, pero no retoman nada de los planteamientos que se hacen y estamos ciertos que si no se construye con las opiniones de quienes estamos cerca de la realidad educativa, sencillamente no vamos a avanzar”.
La reforma educativa tuvo un proceso legislativo a matacaballo, aceleradísimo. En diciembre de 2012, el presidente Enrique Peña Nieto presentó la iniciativa correspondiente a la Cámara de Senadores, y así como llegó se fue, aprobada, hacia la Cámara de Diputados, que terminó haciendo lo mismo: votando a todo trapo, aprobándola, y turnándola a los Congresos locales, que a su vez cumplieron el trámite con el acelerador hasta el fondo. El 21 de enero de este año, ya estaba de vuelta en el Congreso, refrendada por 18 Congresos estatales, y el Senado la turnó al Ejecutivo para su publicación.
En la prisa por aprobarla está el detalle: querían el PRI, PAN y PRD agarrar sentada a la maestra Elba Esther Gordillo en diciembre, para que cuando reaccionase ya la reforma estuviese consumada. Y, como lo planearon, ya está; pero la reacción del magisterio comenzó, y quien sepa contar sabrá que no son pocos 1 millón 200 mil maestros en la calle, que han ido en pos de que borren una palabra. Veremos.
Por vía de mientras, en los territorios de la Cámara de Diputados ya el oportunista PRD prepara el primer foro sobre la materia.

vicentebello1@hotmail.com




Lo más leído
Choca de lleno un Caribe contra un autobús  
Se queda Chicharito sin novia y boda 
'Split' supera expectativas y es la cinta más taquillera
Tienen nuevo plazo los comerciantes del Arroyo de la Plata
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
Firma Trump salida de Acuerdo Transpacífico 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Prepara Hacienda precio máximo para gasolinas en febrero 
Chocan 4 vehículos; hay 2 mujeres lesionadas
Milpillas, el proyecto más importante: González 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.37
Venta 21.87
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad