Tuesday 24 de January de 2017

¿Un sexenio de luto?

Referencias

     31 Aug 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Enviar tres mil efectivos armados a Monterrey fue lo primero que se le ocurrió al presidente mexicano Felipe Calderón Hinojosa, luego del holocausto en el casino Royale de aquella ciudad.
Luego decretó un día de luto nacional, pero ante la magnitud de la tragedia reculó: mejor que sean tres.
¿Tres días, cuando este va siendo un sexenio de luto?
A eso se reduce la capacidad de respuesta de un mandatario ofuscado, empequeñecido ante una realidad que día a día lo acorrala más. Pero él firme: “la estrategia no cambiará”. Cómo la cambiaría, si al final su sueño de militarizar al país se cumple poco a poco. Volver a ponerse la casaca verde -ahora sí a su medida- debe ser su mayor ansiedad.
Felipe Calderón Hinojosa difícilmente verá realizado su sueño, porque aunque lenta y tardíamente, la sociedad mexicana comienza a salir del estúpido letargo en el que se ha mantenido durante el pasado y el actual sexenio. Hoy hasta sus más recalcitrantes protectores ya utilizan el canal de las estrellas para reprochar, aunque invoquen la mano dura fascista. Temen que el fuego les llegue a los aparejos y se previenen.
El ¡Ya basta! comienza a tomar forma a fuerza de secuestros, desapariciones, miedo, extorsiones y muertes, muchos miles de muertes.
Si la sociedad no logra que el Presidente modifique su guerra contra el narcotráfico, este será el sexenio de la muerte, el más sangriento, el peor de los que México haya vivido.
Sin embargo, hoy la responsabilidad mayor recae en el Poder Legislativo. Si diputados y senadores no se convierten en verdaderos voceros de la sociedad mexicana y actúan conforme al interés nacional, la oleada criminal no hallará obstáculos ni Felipe Calderón ordenará la media vuelta a sus huestes armadas.
Incapaz de someter al monstruo que despertó, el Poder Ejecutivo federal pretende culpar a la sociedad y a pasados gobiernos de lo que ocurre. Cierto, el estallido no germinó en este ni en el anterior sexenio, ya venía de muy atrás, pero quien encendió la mecha fue el Presidente que hoy esquiva obligaciones cuando deposita en los ciudadanos la responsabilidad de enfrentar al crimen organizado.
¿Qué la mayoría de los mexicanos no somos honestos, trabajamos, producimos, estudiamos, pagamos impuestos, respetamos las leyes y cumplimos nuestros deberes ciudadanos?
¿Acaso no generamos riqueza y con ella hacemos que la maquinaria gubernamental y los tres poderes de la Unión funcionen, incluso a un elevadísimo costo? ¿Acaso no le pagamos a Felipe Calderón lo suficiente para que sea eficaz conductor de la nación?
Que no se confunda el Presidente. Es el máximo responsable de lo que pasa en el país, y él es quien debe proteger al pueblo. Para eso fue elegido.

*Periodista




Lo más leído
Adolescente embarazada resulta herida en Cancún
Alumno de secundaria amaga en Facebook con tiroteo
México se levanta de la mesa si nos quieren hacer pagar el muro: SE
Reconocen incremento de homicidios en Guadalupe
Habrá matrimonios colectivos en Zacatecas
Cercano a Trump percibe ventajas para canadienses
A la mesa, todos los temas: Peña; anuncia decálogo para negociar con EU
Mejor esperar que renegociar TLC con Trump: Excanciller Derbez
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.30
Venta 21.8
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad