Friday 20 de January de 2017

Un zacatecano en el Munal

Arterias

     6 Sep 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
El Museo Nacional de Arte (Munal) alberga la muestra Trazo y Volumen. (Foto: Cortesía)
El Museo Nacional de Arte (Munal) alberga la muestra Trazo y Volumen. (Foto: Cortesía)

La semana pasada se inauguró en el Museo Nacional de Arte la exposición retrospectiva Trazo y Volumen, del artista zacatecano Rubén Herrera, quien nació en Villa de Cos pero que realizó la mayoría de su trabajo tanto en el estado de Coahuila como en Roma.
Un pintor para muchos desconocido pero un referente obligado del academicismo pictórico nacional y estandarte de la plástica coahuilense.
Rubén Herrera nació en 1888 y comenzó su prolífico trabajo en un tiempo donde las vanguardias, los “ismos” y las primeras rupturas artísticas envolvían la escena cultural no sólo de México sino del mundo entero.
Herrera realizó sus estudios en Roma, donde indudablemente adopta la tradición renacentista del clasismo y las técnicas académicas como parte ineludible del quehacer artístico. Las proporciones, las dinámicas de la luz y la sombra como el manejo de la masa y dimensión son una constante en su perfecto trabajo.
Su gran importancia radicó en seguir los cánones clásicos para la realización de sus piezas y la entrega de su conocimiento a la academia pues fue fundador de La Academia de Pintura de Saltillo, uno de los primeros esfuerzos por formalizar la enseñanza del arte en los estados.
La figuración como punto central de su discurso y su magistral técnica, dan nombre a la exposición resaltando el espléndido manejo de su trazo como el magnífico terminado de su volumen para la realización de 69 piezas que se exhiben en esta muestra itinerante, que después de abandonar el Munal, en noviembre próximo, llegará a Querétaro, Puebla y Guadalajara.
La muestra de obras de la Pinacoteca Universitaria de Coahuila, del mMseo Rubén Herrera de Saltillo y piezas de colecciones privadas conforman una exposición exquisita pues además de los grandes formatos que el maestro Herrera trabajó, también hay esbozos, apuntes, bocetos al natural y ensayos académicos, todos de una calidad impresionante que dejan al descubierto la gran maestría del autor.
Los retratos de una expresividad desbordante en cada rostro y la exteriorización de los sentimientos que con cada pincelada se construye, creando un ambiente donde el manejo del color y la luz sólo se pueden describir como majestuoso. Además bodegones que por más simplicidad en los objetos demuestran una espectacular destreza para matizar cada uno de sus elementos.  
Su fugaz paso iluminando la escena del arte mexicano (Herrera murió a los 45 años de edad) no fue obstáculo para dejar un legado importante de piezas, pues su trabajo siempre fue constante y productivo.  
Rubén Herrera, un zacatecano de nacimiento, coahuilense por adopción, se suma a los grandes maestros de la plástica zacatecana que han expuesto en los recintos más importantes del país en la última década, confirmando la vocación artística del estado que ha dado cuna a gran parte de la historia cultural de México.

*Twitter: @mantramexicano




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.98
Venta 22.48
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad