Friday 20 de January de 2017

Una charla a través de la lectura

     2 Dec 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Hace años compré un libro, para mí imprescindible, porque lo releo con mucha frecuencia, que se llama “Diálogos”, el cual está integrado por una serie de entrevistas radiofónicas que Osvaldo Ferrari le hizo a Jorge Luis Borges, sobre temas muy diversos y su relación, personal o literaria, con autores de distintas latitudes y épocas como Kipling, Sócrates o Kafka.
No es un libro académico sino una invitación a pensar por medio de la conversación. Repito: no es un libro académico, pero gran parte de la charla gira en torno a preguntas que los libros científicos o filosóficos también se hacen.
Borges habla de la vida y de la muerte, de la posibilidad de la verdad y de la conjetura. De la existencia o no de Dios. Este libro deja constancia de la importancia de la plática para compartir con otro las dudas de la vida; para dialogar con el semejante sobre aquello que nos agobia, nos asombra y nos acerca.
El próximo jueves (escribo estas líneas el martes), se presentará en Monterrey mi libro: “Ironía: arte y pensamiento”, en un recinto de la UANL. Me acompañarán Antonio Castilla, quien fue profesor de la UAZ y actualmente es docente de la Universidad Central de Barcelona; también Fidel Chávez, profesor del Tec y egresado del Doctorado en Humanidades y Artes de lo que fue el CIIARH, así como el Director de la Facultad de Artes Visuales de la UANL, Mario Méndez, y mi compañero de siempre, Miguel Ochoa.
A diferencia del de Borges, mi libro es un texto académico. Sin embargo, me gustaría que se encontraran los resquicios necesarios para que mi pensamiento y el de los lectores encontraran espacios por dónde deambular, de tal manera que lo escrito fuese el comienzo de una conversación en libertad, de una charla sustentada en la ligereza.
Como diría el gran irónico latinoamericano, Macedonio Fernández, “La obra deseada es la obra en realización, no la obra concluida, de modo que el texto pueda ser para el lector más como un lento venir viniendo que como una llegada”.
Esa aspiración me ha acompañado en todos los textos que he escrito. En cada uno de ellos, he deseado crear un espacio de diálogo con los posibles lectores, de igual manera que yo dialogo con los autores cuando leo sus obras.
En ese intercambio puede haber disenso o convergencias, experiencias comunes o reflexiones insospechadas, pues la lectura constituye la promesa de ingresar en un espacio donde es posible dejar los trajines de la vida cotidiana para entrar en un juego de complicidades mutuas. Espero que los posibles lectores de mi libro dialoguen también conmigo.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores
 




Lo más leído
Balean una casa en la colonia Alma Obrera durante la madrugada 
Extraditan a El Chapo Guzmán a Nueva York 
Analizan implementación del operativo mochila en Zacatecas 
Alcalde Pérez, libre; los afectados se recuperan, pero temen por su seguridad 
Choque entre camión de arena y autobús en India deja 20 niños muertos 
Aplica la Profeco sellos de suspensión en siete tortillerías 
No desaparecerá el Cobaez, revisaremos contrato colectivo de trabajo
#Video Vuelve Gorillaz con canción contra Donald Trump 
Le quitan la vida a un hombre en la colonia Lomas de Plateros 
Google se 'viste' de luto tras ataque en colegio de Monterrey
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad