Friday 20 de January de 2017

Urge modernizar Pemex

     19 Mar 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Petróleos Mexicanos y su futuro serán sin duda uno de los temas en los que los ciudadanos exijan definiciones, durante la campaña para la Presidencia de la República.
La mayoría de los mexicanos no conoce ni cifras ni detalles técnicas de la operación de Pemex, pero existe en el inconsciente colectivo la percepción de que las cosas no se están haciendo bien. Y es cierto.
Hoy por hoy, Pemex aporta a las finanzas nacionales 27 centavos de cada peso del gasto total del país.
Sin eso, sería imposible sostener el actual nivel de gasto y muchas tareas básicas, salud y educación, por ejemplo, se quedarían a un nivel mínimo por falta de recursos; no habría dinero para invertir en infraestructura.
La alternativa sería el endeudamiento, que ya lo usamos hasta la quiebra en 1982.
Ante la importancia de Pemex, la otra parte del diagnóstico dice que se trata de una entidad con un excesivo número de trabajadores; con un contrato colectivo que la sangra y con prácticas de corrupción infinitas.
Pemex, en realidad, no es de los mexicanos sino de los miembros del sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana y de sus funcionarios.
Todos los signos son de que si las cosas siguen así, el país corre el peligro de quedarse sin esos ingresos y sin haber hecho nada para reemplazarlos en caso de ser necesario.
Por lo mismo, la transformación de Pemex pasa primero, por una reforma fiscal que aumente los ingresos del gobierno vía impuestos y que modifique sustancialmente el régimen fiscal de Pemex para evitar que, como sucede ahora, la empresa pague impuestos por encima incluso de sus ingresos.
Pero ese es apenas el primero paso. El segundo debe ser transformar a Pemex en una empresa. Hoy es sólo un organismo público descentralizado. Convertirlo en empresa es indispensable.
El gobierno, como único accionista debe fijarle metas de producción, ventas, rentabilidad y cobrar la renta petrolera vía dividendos.
Luego, se le puede abrir la puerta para que en el cumplimiento de esas metas realice las operaciones necesarias para ello, desde asociarse con particulares hasta hacer programas de inversión.
Finalmente, porque como empresa es posible colocar parte de su capital en bolsa y venderlo a los mexicanos para que cada ciudadano tenga la posibilidad de ser accionista de Pemex y entonces sí podamos decir que Pemex es nuestro.
La renta petrolera no debe ser usada para completar el gasto corriente, sino para constituir un fondo, similar al que tiene Noruega, con más de 150 mil millones de dólares o Rusia, con algo similar, de cuyos intereses se apoyen proyectos específicos del país: infraestructura, salud, educación, urbanización, etc.
Hoy por hoy, nos estamos gastando el petróleo y dado que es un recurso no renovable, el día que se termine México entrará en problemas sino da los pasos necesarios para modernizar su industria petrolera y evitar que los ingresos derivados de ella se gaste en sueldos y salarios de la burocracia.
Hasta el próximo lunes con nuevas… PERSPECTIVAS.


*Periodista




Lo más leído
Balean una casa en la colonia Alma Obrera durante la madrugada 
Extraditan a El Chapo Guzmán a Nueva York 
Analizan implementación del operativo mochila en Zacatecas 
Alcalde Pérez, libre; los afectados se recuperan, pero temen por su seguridad 
Choque entre camión de arena y autobús en India deja 20 niños muertos 
Aplica la Profeco sellos de suspensión en siete tortillerías 
No desaparecerá el Cobaez, revisaremos contrato colectivo de trabajo
#Video Vuelve Gorillaz con canción contra Donald Trump 
Le quitan la vida a un hombre en la colonia Lomas de Plateros 
Google se 'viste' de luto tras ataque en colegio de Monterrey
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad