Wednesday 18 de January de 2017

Urnas electrónicas para México

En México, existe necesidad de replantear los mecanismos electorales y considerar las nuevas herramientas tecnológicas.

     9 Jun 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Hablar de urnas electrónicas o el uso de nuevas tecnologías a la hora de legitimar el voto ciudadano para elegir a sus gobernantes, tuvo su primera aparición con Bill Clinton en Estados Unidos, en ese momento, el incipiente Internet, influyó y fue protagonista importante de su campaña, fungió como un espacio para el debate público y permitió la difusión de sus ideas políticas y promesas de campaña; sobre todo, dejó establecida la utilidad y pertinencia del uso de distintos medios electrónicos, como ejemplo de ello, se implementaron en varias partes del país vecino, las urnas electrónicas que siguen vigentes en los proceso electorales de aquel país.
Varios países del mundo han legislado en esta materia con la finalidad de hacer el proceso electoral menos costoso, sobre todo, más fácil y seguro a la hora de contar los votos, en Latinoamérica, el caso más emblemático es el de Brasil, este país ha avanzado de manera importante en la implementación de mecanismos para utilizar el voto electrónico; dentro de las elecciones celebradas en octubre del 2000 votaron, mediante este sistema, 109 millones de brasileños.
Los resultados obtenidos dejaron un organismo confiable y moderno para las elecciones que se realizaron el año pasado, ya que permiten eliminar el fraude electoral, ahorrar tiempo dinero y esfuerzo de todos los actores, incluyendo al propio ciudadano, y de esta manera inhibir el abstencionismo.
En el caso de México, existe necesidad de replantear los mecanismos electorales y considerar las nuevas herramientas tecnológicas, dejar atrás el trago amargo de 1988 y la famosa caída del sistema, situación que quitó credibilidad e hizo impensable el uso de algún mecanismo electrónico que no tuviera la participación y observación directa de los ciudadanos.
Ahora, con casi 40 millones de habitantes con acceso a internet y contando, habrá que analizar nuevas opciones que permitan hacer eficiente el voto democrático, es decir libre y confiable ante todo; una vez establecido, buscar la reducción de  los costos (considerado entre los más elevados de todos los sistemas electorales del mundo), para después optimizar el tiempo, y dar cumplimiento a la certeza y legalidad, principios rectores de todo órgano electoral.
Mecanismos como el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) y sus tendencias, deben dejarse atrás para pasar a la certeza desde el momento mismo de emitir el voto, otorgar resultados oportunos, concretos y confiables a la ciudadanía;  esto también ayudaría a eliminar personajes y acciones como los llamados mapaches electorales, dadivas y regalos, compra del voto, acarreo y cualquier otra forma que ponen en duda la autenticidad y libertad con que son emitidos.
Lo cual sería impensable de lograr sin el apoyo de las innovaciones tecnológicas.
 

*Presidente de Jóvenes Comprometidos AC




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.61
Venta 22.11
€uro
Compra 23.13
Venta 23.63

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad