Wednesday 18 de January de 2017

Venden cemitas en el mercado de la nostalgia

Un empresario poblano logró comercializar el platillo en EU

     5 Jan 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:
Ricardo Andrade viajó a EU para cumplir su sueño americano. (Facebook)
Ricardo Andrade viajó a EU para cumplir su sueño americano. (Facebook)

PUEBLA, PUE.- Desde que cruzó la frontera hacia Estados Unidos, la cemita, platillo típico poblano, encontró en el mercado “de la nostalgia” un gran nicho de oportunidad, aseguró Ricardo Andrade Cerezo, empresario poblano.
La cemita es un pan crujiente y decorado con ajonjolí en la tapa; se rellena con distintos ingredientes y al gusto de cada persona; las tradicionales son de milanesa, pollo, jamón, pata de cerdo o carne enchilada, con aguacate, cebolla, pápalo, aceite de oliva al gusto, sal y chipotles o rajas.
En el marco del Día Internacional del Migrante, proclamado por la Asamblea General de la ONU, en entrevista con Notimex dijo que él, así como muchos poblanos, encontró la oportunidad de emprender un negocio en el llamado mercado de la nostalgia en Estados Unidos.
Ricardo Andrade, originario de la región de Atlixco, Puebla, y egresado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), indicó que hace más de 10 años, al no encontrar oportunidad laboral en su ciudad, decidió viajar a Estados Unidos.
“En 1998, al terminar mi carrera y no encontrar una oportunidad laboral, lo que hice fue irme por el desierto de Arizona con cuatro amigos de la región de Atlixco, llegamos a México para tomar un vuelo a Chihuahua y de ahí a Agua Prieta, que en camión son nueve horas, fuimos extorsionados, pues no podíamos demostrar el estatus migratorio”, dijo.
Añadió que llegaron a un hotel en Agua Prieta, para después ser dejados en una carretera e iniciar el recorrido por el desierto, donde tardaron cuatro días con las dificultades que ello implica, como falta de agua y altas temperaturas del verano.
“Son experiencias muy difíciles, al correr me caí y se me reventó el garrafón de agua, pero seguimos caminando y el pollero con el que íbamos sólo me dio un suero para mojar mis labios; sin embargo, era imposible. Por la noche caminábamos y por el día dormíamos bajo arbustos, tomábamos agua del jagüey”, refirió.
Andrade Cerezo expresó que llegó a Nueva York y en Nueva Jersey obtuvo su primer trabajo como lavatrastes, tal y como llegan todos los poblanos a trabajar a los restaurantes, a los seis meses aprendió la cocina y al año regresó a Puebla, en donde su objetivo fue titularse y obtener su visa.
“Regrese a Estados Unidos y entré a una compañía donde a los tres meses tuve un accidente en mi mano y dos cirugías, por lo que empecé a peregrinar por no tener papeles en Estados Unidos y fue muy difícil”, resaltó.
Enfatizó que tras recibir una compensación por el accidente, inició un negocio de paquetería hacia Estados Unidos en los municipios de Atlixco e Izúcar de Matamoros, donde llevaba las fotos, pepitas, cecina y quesos.
Explicó que se le ocurrió llevar las cemitas a Estados Unidos, un promedio de 300, debido a que viajaba dos a tres veces por semana; una persona lo apoyó a elaborar las primeras y en tres horas las tuvieron listas.
Al momento de llevarlas a un campo agrícola, en 20 minutos terminó de venderlas, de ahí surgió la idea de llevar todo el producido porque no había una comercializadora.
“Hoy, en este mercado de la nostalgia, se venden entre 20 mil y 30 mil cemitas diariamente, el principal mercado son los campos agrícolas, aunque hay problemas por las leyes”, refirió.
El poblano, conocido como el Rey de la Cemita, destacó que dicho platillo tuvo una gran aceptación que le abrió un nicho de oportunidad en Estados Unidos.
Recordó que fue herencia de sus abuelos, quienes vendieron en 1961 cemitas poblanas en el mercado Venustiano Carranza, en donde su abuelo materno era carnicero; él fue quien lo educó, junto con sus dos hermanos, de allí el oficio de la carnicería y las cemitas.
Consideró que el mercado hispano es un mundo, donde ha encontrado un nicho; sin embargo, enfatizó que no ha sido fácil y menos en las últimas fechas, con el endurecimiento de las leyes en algunos lugares en Estados Unidos.
“De acuerdo con diversos estudios, son 11.1 millones de migrantes mexicanos los que radican en Estados Unidos, en donde 1.2 millones son poblanos bien determinados, con base en varias universidades y organizaciones no gubernamentales”, dijo.
Ricardo Andrade enfatizó que fue así cómo nació su negocio de las cemitas poblanas en Estados Unidos; ahora amplió su mercado y desde hace tres meses, en los vuelos de Continental intenta colocar la cemita gourmet.
“Tengo una sociedad hace unos tres meses en los vuelos de Continental a través de una empresa, en la cual tengo 50%, y mi objetivo es latinizar, meter la cemita gourmet en los vuelos internacionales hacia Estados Unidos y Latinoamérica”, expresó.
Enfatizó que el mercado de la nostalgia es tan amplio que ya ingresó el pan de fiesta y la memela al vacío, para venderlos a los mexicanos en Estados Unidos.




Lo más leído
Dejo gubernatura y busco candidatura al 100: Moreno Valle
Confirman elenco para la Feria de Carnaval Río Grande 2017
Pesa nueva acusación contra Rodrigo Medina por incremento patrimonial
Comisión de Salud exige informe sobre quimioterapias falsas
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.61
Venta 22.11
€uro
Compra 23.13
Venta 23.63

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad