Sunday 22 de January de 2017

“Verdad o consecuencia”, de Emilio Carrasco

     10 Jul 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
  • Emilio Carrasco presenta parte de su obra en el museo Francisco Goitia. Emilio Carrasco presenta parte de su obra en el museo Francisco Goitia.
  • A Carrasco le gusta coleccionar cuadros, bastones, dibujos, entre otras cosas. A Carrasco le gusta coleccionar cuadros, bastones, dibujos, entre otras cosas.
Imagen de


Zacatecas se ha convertido en una ciudad cosmopolita culturalmente hablando. Todos los días se organizan múltiples actividades artísticas en los diferentes espacios culturales públicos y privados, incluyendo restaurantes, cafeterías y bares que han hecho de esta “moda” una manera de atraer mayor clientela, principalmente el turismo.
En ese sentido la oferta cultural para propios y extraños es amplia y variada. Una de estas propuestas altamente recomendable es la exposición del maestro Emilio Carrasco en el Museo Francisco Goitia, ubicado frente al Parque Sierra de Álica, en la colonia del mismo nombre.
“Verdad o consecuencia” es una muestra de grabados y arte postal del maestro otumbense, avecindado en Zacatecas desde hace más de 30 años y graduado como maestro de dibujo por la Real Academia de San Fernando de Madrid.
Quienes conocemos a Emilio sabemos que lleva con orgullo este título, y que además recuerda con enorme placer la beca que le fue otorgada en sus años madrileños de estudiante.
Sin relación aparente, ambas muestras resultan sumamente interesantes porque contienen la esencia del pintor figurativo.
El arte postal o arte correo es una práctica que los artistas plásticos de todo el mundo han adoptado como una manera de intercambiar obras de arte, fomentar el coleccionismo, difundir su propio trabajo y conocer lo que hacen los artistas de otros lugares.
Uno de estos artistas es Emilio Carrasco, quien desde hace más de 30 años practica el arte correo, lo que le ha permitido reunir una de las colecciones más importantes de su género en México con alrededor de 10 mil piezas de artistas de todo el mundo.
El maestro Carrasco es el autor de un proyecto que ha reunido a artistas de todo el mundo con un solo fin: poblar “El Bosque de la utopía”, anhelo en el que ha puesto todo su empeño, esfuerzo y dinero.
El proyecto de exlibris lleva ya siete u ocho emisiones, no recuerdo, lo que sí tengo muy claro en mi memoria son los cientos y miles de diminutos grabados, dibujos, pinturas y fotografías que representan árboles, peces, burros, pájaros y ranas.
En la muestra de arte postal que se exhibe en el Museo Goitia se reflejan el cuidado y la pasión de coleccionista tenaz que resguarda los tesoros que ha recibido por miles, desde los cinco continentes, durante años: diminutas piezas de arte figurativo, abstracto, en blanco y negro, a color; grabados, dibujos, acuarelas, fotografías y arte-objeto; artistas de todas las edades y todos los colores que van de los 15 hasta los 90 años; güeros, morenos, sonrientes, de mirada adusta, juguetones y casi todos con alma de niño igual que él.
La historia de esta impresionante colección es también la historia de Emilio; en esos afanes ha dejado parte de su vida. Quién no recuerda haberlo visto yendo al apartado postal de Guadalupe a recoger día a día su preciado correo y regresar a paso rápido por la prisa de contemplar el inesperado contenido de esos sobres, sentado en el sillón amarillo de la sala de su casa. Esa es su verdad.
La consecuencia es la suma de los años que se advierten en esos grandes papeles de liberón pajizo casi vacíos. Los ha despojado de la acostumbrada profusión de figuras. Y uno se pregunta si el maestro Carrasco ha sintetizado sus ideas y depurado su iconografía, puede ser, aunque tengo mis dudas.
Su característica más notable es precisamente esa, la de no dejar un espacio en blanco en la tela, el papel, la madera, el barro o la plata.
Tengo un jarrón de cerámica rojiza que contiene una serie de ninfas rodeadas de árboles, plantas y pájaros, grabados, pinturas y un hermoso dije de ónix y plata que contienen una proliferación de sus conocidas formas.
Esta serie de grabados parece un experimento fugaz; me gusta pensar que bajo la influencia de los viejos maestros chinos conocidos en sus viajes a Oriente, ha encontrado la paz, la calma, el equilibrio y el gusto por el minimalismo.
Imagino que después de años de abundante producción ininterrumpida ha llegado a la aparente simpleza de la figura única como consecuencia de todo lo vivido, todo lo aprendido y todo lo creado.

*Historiadora de arte y directora del Centro de la Gráfica de Zacatecas




Lo más leído
Mueren tres personas en volcadura en Sombrerete 
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Hallan 7 cadáveres dentro de un taxi en Manzanillo  
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Una segunda oportunidad para tu basura
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.55
Venta 22.05
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad