Thursday 19 de January de 2017

Vicios que destruyen a las parejas

     25 Mar 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
El párroco es consejero matrimonial además de orientador espiritual.(Marco dávalos)
El párroco es consejero matrimonial además de orientador espiritual.(Marco dávalos)

Las relaciones de pareja no funcionan y se echan a perder sin importar a quién afecten debido a que la mayoría aplican los nueve hábitos de pareja infeliz, que son la pereza, intemperancia, lujuria, afán excesivo de comodidad, orgullo, vanidad, autosuficiencia, susceptibilidad y rebeldía, explicó el párroco Alejandro Ortega en una conferencia en el teatro Ramón López Velarde.
Alejandro Ortega es encargado de centros de atención a matrimonios en varios estados del país, además de orientador espiritual y humano.
Originario de Tijuana, estudió medicina en la ciudad  de Monterrey, pero no terminó su carrera debido a que decidió entrar al seminario y dedicarse de lleno a su religión.
El objetivo de la conferencia fue ayudar a las parejas a llevar una mejor vida juntos, aprendiendo a aceptar los errores y tratando de corregirlos.
El padre y sus asistentes empezaron con una oración en la que se encomendaron a Dios para que los ayudara y protegiera siempre; después el padre dijo estar muy contento por visitar Zacatecas, ya que es una ciudad bellísima.
La otra cara de la
moneda: la virtud
La conferencia comenzó con una definición acerca de lo que es un hábito y los tipos de hábitos que existen, así como los hábitos personales y de la pareja, para después pasar a lo más importante: los nueve malos hábitos que se cometen, a los cuales también dio sus virtudes.
Explicó que se debe cambiar la pereza por la laboriosidad, la intemperancia (falta de templanza) por la sobriedad, la lujuria por la castidad, el afán excesivo de comodidad por la austeridad, el orgullo por la humildad, la vanidad por la sencillez, la autosuficiencia por la apertura, la susceptibilidad por el olvido de sí mismo, y la rebeldía por la autenticidad.
“Pretendo ayudar a matrimonios a descubrir los hábitos que tienen a diario y que dañan la relación, o aquellos que la hacen más fuerte y cuáles son los vicios que se deben corregir”, comentó el padre.
Las personas deberían hacer un diagnóstico, personal y matrimonial para no seguir caminando a la deriva en la vida, sino reflexionar, tomar el pulso del matrimonio, fijarse un programa y alcanzar la virtud opuesta de estos vicios, agregó.
“Es emocionante ver que las personas te llaman y te dicen que la conferencia les ha ayudado mucho; me pone feliz ver que mantiene unidos a matrimonios que ya no estaban tan bien”, dijo en entrevista.
El padre llegó a la conclusión de que los hábitos, sean buenos o malos, sí afectan a la pareja, y tal vez no se puedan quitar del todo, pero sí pueden limarse y dominarse mediante la virtud contraria a ellos.
El auditorio estuvo lleno. Asistieron en su mayor parte parejas, desde uno o dos años de casados hasta más de 25. También fueron chavos que apenas tienen un noviazgo.

La plática

La conferencia es una versión adaptada para las parejas del libro "Vicios y virtudes", escrito por el párroco Alejandro.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.90
Venta 22.4
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad