Thursday 19 de January de 2017

Víctimas de robo de la Abel Dávila piden caseta de policías

Los vecinos piden al gobierno local que les ponga una caseta de policías

     28 Dec 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:
Varias casas fueron abandonadas y saqueadas.
Varias casas fueron abandonadas y saqueadas.

Habitantes del Fraccionamiento Abel Dávila García se quejaron del desabasto de agua potable  y de la gran cantidad de robos a casa habitación que se registran desde hace meses.
Pese a que es un fraccionamiento de reciente creación, ya hay decenas de viviendas abandonadas y saqueadas por amantes de lo ajeno.
El lugar tiene cuatro años desde que se construyó en las colindancias con la comunidad Chilitos y varios terrenos de cultivo que todavía forman parte de la cabecera municipal.
Rosa María Córdova, madre de familia, expresó que los pobladores poco a poco se fueron ante la falta de agua potable para sus labores cotidianas.
“Compramos una pipa y nos la repartimos, pagamos 125 pesos y nos llena los tinacos, pero imagínese que en mi casa somos seis adultos y aunque nos limitemos mucho no nos dura”, lamentó.
Además del agua de las pipas, los vecinos pagan 116 pesos por mes al Sistema de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Fresnillo (Siapasf) por un servicio que casi nunca tienen.
La mujer relató que su decepción más grande en la colonia fue en agosto pasado cuando le robaron su camioneta afuera de su domicilio.
“No hay ni una caseta o alguien con quien podamos correr a decirles por los robos, mi camioneta la encontramos desvalijada, pero ya trataron de llevarse la del de enfrente también”.
Córdova dijo que los camiones de pasajeros no bajan al fraccionamiento sino que los dejan en la avenida detrás de la secundaria técnica, “como que nos hicieron en el olvido”.
Elba Ojeda, quien tiene meses viviendo en el fraccionamiento, expresó que para obtener el agua de las pipas del sistema tiene que enseñar el recibo pagado, sin embargo no llegan constantes y en ocasiones no alcanzan a tener agua porque tienen mucha demanda.
“Antes vivía en los edificios allí no batallábamos nada, pero ahora sí se me hace injusto que acá se supone que el agua llega martes, jueves y sábados pero la semana pasada no cayó”.
Laura Elena Silva Vargas, comerciante, estimó que para llegar al fraccionamiento desde el centro de la ciudad, “es un trayecto de una hora y aparte nos traen como sardinas”.
Consideró que los robos son constantes por lo que cada familia se asegura que no se lleven su tinaco, que por lo general están vacíos por el desabasto, o bien que no les dañen vehículos.

mespino@imagenzac.com.mx




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.26
Venta 23.76

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad