Wednesday 18 de January de 2017

WalMart, en la mira

     25 Apr 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Hundida en un escándalo de corrupción, la empresa WalMart se defiende y presume resultados: en el primer trimestre de 2012 abrió 51 nuevos establecimientos -46 bodegas Aurrera, un WalMart, tres Sam's Club y un restaurante— sus ventas netas ascendieron a 95 mil 966 millones de pesos y obtuvo 52.3 millones de pesos diarios en utilidades netas, alcanzando ganancias por 4 mil 712 millones de pesos, 5% superiores a las del mismo periodo de 2011.
Tan descomunal crecimiento se basa siempre en facilidades concedidas por los gobiernos federal, estatales y municipales, que soslayan prácticas corruptas que a la transnacional le han permitido violar reglamentos de uso de suelo, ambientales, laborales, fiscales y antimonopolios.
El escándalo no habría estallado si en Estados Unidos la mayor tienda minorista del mundo y gran empleadora -200 mil trabajadores o “asociados” en México- no hubiese sido acusada de pagar sobornos hasta por 24 millones de dólares para ganar el dominio en el mercado, según revelaciones del diario The New York Times.
Los sobornos facilitaron el cambio de uso de suelo y anularon barreras ambientales mediante acciones ilegales que lograron en pocos días acelerar procesos que generalmente tardan meses para la emisión de dictámenes y autorizaciones.
En Estados Unidos la reacción oficial fue inmediata y la denuncia ya es investigada; en México, en cambio, la administración de Felipe Calderón se apresuró a anunciar que el Ejecutivo Federal ninguna injerencia tiene en ese problema y traslada las responsabilidades a gobiernos estatales y municipales.
A pesar de la reticencia del Gobierno Federal, el asunto amenaza con escalar los más altos niveles de la ilegalidad en Estados Unidos, y llegará el momento en el que al Poder Ejecutivo mexicano le será imposible hacerse de la vista gorda y deberá afrontar situaciones que seguramente exhibirán su proclividad a la corrupción y su sometimiento a las trasnacionales.  
WalMart, al igual que las empresas mineras y petroleras de capital extranjero, goza hoy aquí de una impunidad atractiva para empresas depredadoras que vienen a saquear nuestras riquezas naturales, devastar la ecología, explotar inhumanamente a los trabajadores y llevarse ganancias que como al principio se menciona, ascienden a 52.3 millones de pesos al día.
Por ser uno de los consorcios extranjeros más abusivos, existen organismos civiles que reiteradamente -tal vez sin éxito- han llamado a la población a dejar de comprar en esos supermercados. Ya que de los gobiernos poco puede esperarse, toca a la sociedad civil demostrar su fuerza mediante su poder de consumidor.
En tanto, confiemos en que la justicia en Washington funcione efectivamente y podamos saber dónde y quienes cometieron ilegalidades. Tal vez si allá se aplican sanciones, a las autoridades mexicanas no les quedará otra más que seguir el ejemplo.

*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.00
Venta 23.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad