Friday 24 de March de 2017

¡Y los Derechos Humanos en México...!

Somos muchos los mexicanos que vemos con nostalgia ese México mágico, lleno de tradiciones, que antes no tenían que recordarnos en la televisión

     23 Feb 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La inseguridad en México sigue siendo la constante y lamentablemente no es sólo cuestión de percepción, como lo aseguran las encuestas mas recientes, la realidad es que los mexicanos vivimos con miedo y nos hemos convertido en presos en nuestras propias casas. Podemos ver que las tienditas y las farmacias, así como muchos otros comercios y oficinas, instalan rejas, cámaras y botones de alarma.

A lo largo de los años hemos visto como se han transformado nuestras ciudades, con casas en las que se han subido las bardas, o bien están protegidas con todo tipo de alambres punzo cortantes, calles que se han ido cerrando al tránsito público y casetas de vigilancia en las zonas en donde los vecinos pueden pagarlas; además habría que medir el crecimiento de las empresas de seguridad privada, para darnos cuenta que ha sido exponencial.
La verdad es que nuestros gobiernos tienen una deuda con nosotros los ciudadanos, misma que no sólo no están dispuestos a pagar, esto en vista  de la falta de acuerdos legislativos y de la ineficacia de las fuerzas del orden; esto es  una pesadilla  que atenta contra los derechos humanos de todos los que vivimos en este país.
El presidente de la Comisión de los Derechos Humanos (CNDH) acaba de rendir hace unos  días su informe, en el que señala que existen casi siete mil quejas y lo peor es que a pesar de las recomendaciones que hace la CNDH , la gran mayoría de las veces con esas quejas simplemente ¡no pasa nada!.
Raúl Plasencia ha estado buscando que, al cumplirse las recomendaciones de la CNDH se pueda seguir un proceso jurídico que finque responsabilidades  en aquellos que han atropellado nuestros derechos, es decir que tengan un efecto punitivo, esto en virtud de que muchas son las autoridades  que reciben  las recomendaciones como si fueran sugerencias triviales, lo hacen con la misma actitud de un adolescente que encuentra en el reto de la desobediencia la fórmula ideal  para  auto afirmarse aunque sea en el error.
Plasencia deberá seguir insistiendo en este tema; debe exigirse que se cumplan las recomendaciones, que no sean simplemente recibidas pero ignoradas.
La exigencia es la única posibilidad que tenemos de que se cumplan nuestras garantías individuales.
Para recordar, hace unos días el viceministro de Defensa de Estados Unidos, hizo un comentario importante de cómo veía la problemática  de la inseguridad en México, y muchos vuelven a enarbolar la bandera de la soberanía y recurren a la abandonada Doctrina Estrada, de no intervención, cuando en realidad desde otras latitudes nos están mirando como nosotros no queremos vernos; somos un pueblo que se está convirtiendo en una amenaza para otros países.
Somos muchos los mexicanos que vemos con nostalgia ese México mágico, lleno de tradiciones, que antes no tenían que recordarnos en la televisión; ese México en donde podíamos salir a la calle sintiéndonos seguros, donde los niños paseaban en patines o bicicleta, los mexicanos nos sentíamos orgullosos de serlo, teníamos un patriotismo, un nacionalismo que era envidiado por muchos en diferentes países.
REFLEXION: Sabemos que el país se ha convertido en una serie de cotos que aseguran la bonanza de muy pocos; los monopolios  y las oligarquías inhiben la competencia y esto se da en educación, salud, seguridad, cultura, comunicaciones y otros aspectos.


*Periodista




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.93
Venta 19.43
€uro
Compra 20.38
Venta 20.88

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad