Sunday 22 de January de 2017

Zacatecas ¿fiestas septembrinas bajo "toque de queda"?

     12 Sep 2012 08:34:33

A- A A+

Compartir:

Zacatecas es hoy una plaza acorazada por las corporaciones federales, se han instalado más destacamentos policiacos y nuevos cuarteles militares, la Marina también ha enviado más efectivos.

Los allegados al gobernador destacan el asunto como el fruto de una exitosa negociación con el Gobierno Federal y tienen razón, en el sexenio anterior misteriosamente las corporaciones militares y policiacas se fueron retirando alguien o algo las ahuyentó.
Hace unos cinco años, los "maleantes" infiltraron las policías locales e hicieron del lugar en general su madriguera y sus bastiones delictivos en municipios como Guadalupe (en el que hace unos días los oficiales federales detuvieron al líder de importante cartel).
Como cada septiembre, con la ceremonia del informe del gobernador y el comienzo de la Feria Nacional de Zacatecas se considera ésta una temporada propicia para el turismo, esta vez, con medidas de seguridad reforzada, tendremos la feria bajo “toque de queda”.
La pregunta obligada es si ¿el trajín de agentes encapuchados con metralletas en mano a punto de disparar, y agentes armados a pie de calle son compatibles para un destino turístico como Zacatecas capital y sus contados pueblos mágicos?
Sinceramente no es el mejor escenario, el ideal queda en el recuerdo de aquellos años idos en que la paz de la provincia zacatecana fue un factor de bienestar indiscutible que inútilmente se añora.
Será desagradable conocer o (tratar de reconocer) los atractivos del sitio y tomar fotografías entre efectivos en estado de alerta como sucede en los lugares visitables de Tierra Santa, allá por las tensiones de la interminable amenaza que viven los árabes y los judíos, resumen de afrentas recíprocas a lo largo de la terca historia.
El escenario de Zacatecas, entre metralletas, es porque la tranquilidad se esfumó, como se esfumaron los reos peligrosos del Penal de Cieneguillas, en aquel espantoso 2009 los capos se apoderaron de los caminos y los destinos.
Ahora los turistas conocerán entre barricadas y vigilantes apostados en las azoteas con sus pertrechos y binoculares, un paisaje plagado de francotiradores oficiales.
Podrán conocer el rostro amargo de la Ciudad de cantera rosa, o mejor dicho lo que nos queda de ella y que aún no han fastidiado los gobernantes expertos en hacer de eso su deporte, el resorte de su prestigio político y para escalar en el poder su pasaporte.
Sería infausto reclamarle a Amalia Dolores los desastres a los bienes culturales cometidos por sus colaboradores.
Ella acaso nunca se enteró, ni de los males de la delincuencia organizada y mucho menos de los desmanes en desdoro de los tesoros arquitectónicos.
Ante todos esos hechos, ella siempre distante e indiferente, enmudeció y se encogió de hombros sin decir nada, sin hacer nada y así se mantuvo como la bíblica estatua de sal, inútil para hacer el bien e inútil para evitar el mal.
Naturalmente, el par de interesados de su gobierno en los asuntos de las artes y la cultura con utilitaria "visión turística" (los entonces Secretarios de Turismo y el de Obras Públicas) se dieron gusto.
Esa dupla crimonal de monumentos históricos sin justificación hicieron (deshicieron) cuanto quisieron: el postizo altar Mayor de Catedral, el copete de San Agustín para la proyección de la fachada virtual y en el adoquín los bastardos bolardos de cemento en el callejón de San Agustín entre tantos otros descalabros.
¿Qué será peor? Conocer a Zacatecas entre rifles y cascos de uniformados o tropezarse con los tumultos por balaceras a plena luz del día en las calles entre los supuestos buenos y los presuntos malos.
En estas fechas los visitantes quieren pasar tardes taurinas, noches de palenque, peleas de gallos y tamborazo  bailado o caminado a tumbos de borracho.
El Gobierno Estatal desde 2009 aumentó la suma de dinero público destinado a los atractivos, se trajo a los más cotizados artistas, lógica que al parecer ha seguido -el actual gobierno- pese a las críticas por que entonces como adversarios hicieron de ello al denunciarlo como frivolidad de escaparate.
El remedio de blindar al Estado en sus caminos y calles a efecto de proteger la diversión durante la feria, es la peor solución si sólo se montó para las fiestas.
Es urgente que las medidas integrales para recuperar el orden se prolonguen hasta que se supere la racha de impunidad violenta que ahijó y prohijó el desorden que se anida en los municipios problema (Guadalupe, Jeréz, Villanueva, ...).
 Por ejemplo, en donde se renuevan plazas y jardines sin ningún respeto a la autoridad que por ley debe velar por la armonía del patrimonio ancestral.
Mejor que los turistas vean tanquetas y patrullas a que descubran las barbaridades disfrazadas de obras públicas.

*Twitter@f_javier_acuna




Lo más leído
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Mueren tres personas en volcadura en Sombrerete 
Hallan 7 cadáveres dentro de un taxi en Manzanillo  
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Una segunda oportunidad para tu basura
Gael García, fiel a sus ideales
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.54
Venta 22.04
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad