Monday 23 de January de 2017

Zacatecas: hoyo y barranca

     23 Jan 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:

U"... Cuando vamos de paseo por la Alameda colonial y adusta..."
Ramón López Velarde.
Si bien, el cerro de la Bufa fue desde su fundación un elemento notorio, los fundos primeros no se localizaban bajo lo que hoy es el Centro Histórico, los asentamientos iniciales fueron muy modestos y como algún clásico dijera, más que casas hechas de piedra, algunas parecían hechas a pedradas (sin ningún criterio estético), la mayoría de las fincas de la primera y la segunda centuria del Zacatecas, fueron de adobe y de una planta, caseríos rústicos (barracas).
El Zacatecas histórico esa "Civilizadora del Norte" fue centrípeta en las bonanzas de los siglos 17 y 18, luego vino esa conocida decadencia que se propagó por casi todo el siglo 19, en la que, por las fobias jacobinas fue ultrajado su patrimonio de inmuebles y de muebles de carácter religioso, la furia destructiva de las reyertas entre liberales y conservadores, centralistas y federalistas la expoliaron y sólo se mantuvo estable durante los últimos 30 años de la dictadura de Porfirio Díaz, que frenó los asedios a los templos y conventos.
No entraremos en el peligroso terreno de justificar las circunstancias del régimen del general Porfirio Díaz, pintadas como una suerte de medievo, un periodo oscuro y lamentable de la historia, el ensanchamiento urbano tuvo costos especialmente en templos que ya habían sido abatidos o desvalijados y que se quedaron en un letargo de incuria que les causó más daños, aunque perduraron en ruinas (Convento Franciscano, hoy Museo Rafael Coronel y la Capilla de Mexicapan).
Es indiscutible que la modernización comenzó en esa época y acompañada de la apertura de calles y con la consecuente demolición de fincas habitadas de corte civil y religioso, entonces vino la sustitución de fachadas barrocas por las del estilo neoclásico, y se perdieron formidables retablos de madera reemplazados por sobrios y fríos hechos de cantera y mármol, adosados a los muros centrales o laterales de las iglesias.
El auge del neoclásico arrasó muchas sacristías y altares, y la modernidad inspirada en el esquema urbanístico de París, aportó también motivos interesantes: se dignificaron los jardines públicos y se arbolaron avenidas y plazas de manera que se dio paso a un tiempo de esmero en la ornamentación de las ciudades.
Acá en Zacatecas, cuando se recorrió unos metros la calleja que subía frente a la fachada del extemplo de San Francisco y que se movió para que el atrio recuperado aumentara en torno a la ruina del exconvento, los muros de sus límites recrearon unas estampas que alguna vez existieron y embellecieron a las calles aledañas, en beneficio de la zona urbana considerada de valor, esa empresa se hizo antes de la declaratoria de la UNESCO.
Acaso la obra más importante de un esquema de regeneración de un monumento que naturalmente incluyó el rescate y restauración previa y posterior de la hazaña fue, la del traslado de Abu Simbel en Egipto, cuando se construyó la Presa de Asuán y lo que ahí ocurrió fue insólito, se regeneró el conjunto y se recorrió (piedra tras piedra) la distancia justa para salvarlo del cauce de la afluente del Nilo, en dirección a la presa que lo habría vuelto una joya subacuática. Y nadie ha sostenido que esa espectacular obra fuera a falsear la realidad del monumento, porque se traslado y dejó igual que como estaba.
El Zacatecas señorial se forjó mucho después y se asentó en la parte más angosta de la cañada semiabierta, a la sombra de la Bufa y su bello crestón de piedra. Que por cierto, a pesar de la restauración del exterior de la Catedral se sabe -por expertos- que las piedras labradas de la torre antigua, la que se sitúa hacia la fachada norte, se están aflojando y enfermando. Si la restauración que se efectúa no remedia ese problema, ¿de qué sirve sea reparada superficialmente?

Twitter: @f_javier _acuna




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.39
Venta 21.89
€uro
Compra 22.93
Venta 23.43

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad