×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Muertes violentas, fallas en la sociedad: Sigifredo Noriega
Melina González
~
26 de Junio del 2016 20:52 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Archivo / El obispo pidió a la población en general a recapacitar sobre sus actos.
Una sola muerte violenta representa que algo se está haciendo mal dentro de la sociedad y requiere que sea tratado a profundidad, aseveró el obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló.

Tras las recientes ejecuciones que se han presentado en varios municipios de la entidad, así como el deceso de dos presos a causa de una riña ocurrida el fin de semana pasado, Noriega Barceló alertó sobre la necesidad de analizar el actuar no únicamente de las autoridades, sino de la población en general.

Sostuvo que cualquier muerte que se dé de manera violenta, representa una falla que debe ser analizada para evitar su reproducción y sostuvo que la falta de educación en valores morales es una de las circunstancias que más inciden en este tipo de situaciones que, enfatizó, son lamentables.

Pide extremar precauciones

El líder católico lamentó el terrible deceso de cuatro personas, entre ellos dos menores, el viernes pasado en Pánuco, al haber sido arrastrado el vehículo en el que viajaban por la corriente crecida del arroyo que intentaban cruzar.

Pidió a la población extremar precauciones durante la temporada de lluvia y permanecer lejos de arroyos, canales y presas.

Refirió que él estuvo en el municipio horas después de la tragedia, “la gente estaba muy triste, muy conmocionada, pero también fue muy solidaria y eso es algo que los zacatecanos tienen, saben ser muy solidarios cuando se requiere, lo que da esperanzas”, dijo.

Anunció que a poco de cumplirse un año de la tragedia en Mazapil, en la que perdieran la vida cerca de 30 peregrinos luego de ser impactados por un camión de volteo que se quedó sin frenos, se realizará una misa especial para recordar tan lamentable fecha.

Se debe privilegiar el diálogo

Sobre el conflicto entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y autoridades de Oaxaca que se presenta desde la semana pasada, sostuvo que el diálogo es la mejor solución.

En una sociedad plural los conflictos son inevitables, pero siempre debe haber respuestas civilizadas”, afirmó.

Añadió que la Diócesis de esa región ya se ofreció para fungir como mediadores en este conflicto.