×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Nuestras tradiciones
Pozole, pambazos, panuchos y otras garnachas de las fiestas patrias
Excélsior
~
15 de Septiembre del 2016 14:15 hrs
×


Compartir



Liga Corta




CIUDAD DE MÉXICO.- Desde lo más típico como pozole, chiles en nogada, tostadas, flautas, pambazos, sopes y demás fritangas, hasta platillos como cabrito, discada, barbacoa, tamales, mole, pescado a la talla, zarandeado, langostinos, panuchos, sopa de chipilín o un pan de cazón, son parte de la culinaria nacional que nos identifica del resto del mundo.

Las especialidades dependen de cada región del territorio, pero todas ellas conforman un mosaico de delicias que ninguno que se diga 100% mexicano se debe perder.

Cualquiera que sea el alimento predilecto para conmemorar el aniversario del inicio de la lucha de Independencia, tiene que estar perfectamente preparado para deleitar al paladar.

LOS BÁSICOS Y SUS VARIANTES

¿Quién no conoce el pozole?

Sin duda, me atrevería a decir que es el rey de los platillos en los festejos patrios, ya que se ha adaptado a varias regiones a lo largo y ancho del territorio nacional.

Esta tradición data de tiempos prehispánicos, cuando se servía en ocasiones especiales y rituales. Investigadores de la UNAM y el INAH han descubierto que los mexicas hervían los granos de cacahuazintle junto con partes humanas de prisioneros sacrificados, además servían el pozole en ceremonias comunales entre la clase gobernante, los sacerdotes y, en ocasiones, entre la población en general, en una comunión religiosa.

Además del pozole rojo, que se sirve comúnmente en Jalisco, Sinaloa, Guanajuato, Nayarit y el centro del país, está el verde y el blanco que se preparan en Guerrero.

En estados como Tabasco, dos productos que se distinguen a los de otras regiones del país, como son los panuchos y las garnachas tabasqueñas, que si bien contiene ingredientes similares a otros antojitos, la presentación tiene su propio estilo.

Los panuchos tabasqueños tienen como ingredientes principales; tortillas de masa de maíz, frijoles refritos y carne de res, pollo o cerdo.

Mientras, las garnachas tabasqueñas, a diferencia de otras regiones de México, en las orillas de la masa cruda se levantan bordes para crear una forma de pequeña canasta, para que los ingredientes no se derramen.

Una vez frita, se le añade salsa de tomate, longaniza frita y queso tabasqueño tipo doble crema espolvoreado.

Otro de los invitados a la mesa de muchas familias mexicanas en estas fechas, son los tamales, que de acuerdo a la región, varía en sus ingredientes y presentación.

“A LA MEXICANA”

Al término de la Revolución Mexicana (1910-1920) se inició un movimiento nacionalista, para que los mexicanos nos reconociéramos a nosotros mismos, llegando –literalmente- hasta la cocina.

Durante este periodo surgieron los platillos con la denominación “a la mexicana”, que básicamente tenían como ingredientes: chile verde, cebolla y jitomate, que evocaban los colores de nuestra bandera.

Así que no te limites en estas fiestas patrias y conoce a México a través de sus sabores.