×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Desalojan a transportistas de la minera Peñasquito 
Karina Navarrete
~
04 de Octubre del 2016 21:04 hrs
×


Compartir



Liga Corta




MAZAPIL.- Un grupo de policías antimotines y de élite de la policía estatal recuperaron este martes por la mañana el acceso principal a la mina Peñasquito, propiedad de Goldcorp Inc, luego de una semana de permanecer bloqueada por un grupo de transportistas afiliados al Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ), que es liderado por Felipe Pinedo Hernández.

Un juez de control concedió a la compañía minera una orden de desalojo, por lo que los policías ejecutaron la determinación para permitir el ingreso de comida y servicio médico a los más de mil 500 trabajadores que se encontraban al interior de las instalaciones de la minera.

De la misma manera, se resguardó por parte de personal de la minera y de la propia autoridad la dinamita que se encuentra dentro del área que comprende la mina Peñasquito.

Autoridades policiales confirmaron el desalojo de los manifestantes. 

El vocero de la Seguridad Pública en el estado de Zacatecas, Marco Vargas, indicó que el juez basó su decisión en dos aspectos importantes: la salud de los trabajadores y la cantidad de explosivos que hay en el complejo.

El funcionario explicó que el tema de la salud de los trabajadores fue un punto que el juez tomó en cuenta, pues  mil 500 empleados no tenían medicamentos ni alimentos. 

Inlcuso, explicó que algunos  de los empleados  requieren atención por problemas de salud, toda vez que los manifestantes, en este caso los transportistas, no permitían el acceso de nadie. 

Además, expuso que  hay 141 toneladas de explosivos que los utiliza la mina para sus propias actividades, dijo Marco Vargas.

Apenas el  pasado lunes, Goldcorp había informado del cierre de actividades de manera temporal, ante el bloqueo por parte del grupo de ejidatarios y transportistas inconformes.

Los manifestantes argumentaron que tenían un acuerdo firmado con la minera desde 2009  y no se le ha dado cumplimiento. 

No obstante, en el caso de los transportistas, exigen ser contratados por la compañía. 

 
No habrá cuota de pago político: Tello
Sobre el asunto, el gobernador Alejandro Tello aseveró que siempre ha sido respetuoso de la actividad de la iniciativa privada, sin embargo al momento de que los transportistas no dieron paso a los víveres de los trabajadores, el desalojo se realizó.

Argumentó que dicha acción se tomó a fin de evitar afectaciones a los empleados. 

La problemática de la minera Peñasquito es un tema “meramente mercantil”, derivado de la contratación de transporte de un grupo antagónico, cuando ya se tenían convenios con transportistas del Frente Popular de Lucha de Zacatecas.

A partir de la  denuncia por parte de la minera contra los inconformes, el gobierno estatal buscó alternativas, pero por la obstrucción para la entrega de alimentos para más de mil trabajadores que llevaba la Cruz Roja, se dispuso al desalojo. 

El desalojo se realizó de manera pacífica, pues incluso los transportistas aceptaron retirarse y establecer una mesa de diálogo con directivos de la mina. 

Tello Cristena informó que debido a que los trabajadores se encontraron en todo momento a salvo, no hubo detenciones de manifestantes.

Lamentó que haya habido liderazgos en busca de intereses personales, por lo que reiteró su  postura, “no va a existir cuota de pago político”, sentenció. 

“Todos los ejidatarios están recibiendo un pago por el uso de sus tierras” y afirmó que ejidatarios pagan a liderazgos por  la representación, lo que calificó como “extorsión”.
 
Goldcorp deberá cumplir lo acordado
El mandatario estatal, Alejandro Tello, reconoció que hay incumplimientos por parte de la minera Peñasquito, como la construcción de una unidad médica  y que no cederá a presiones. 

“La ley no se negocia, se aplica en sitio y a gente, porque nadie está encima de la ley”, sentenció. 
Asimismo, expresó que se han tenido acercamientos con representantes de la minera México para solucionar el conflicto en el municipio de Sombrerete, pues es una problemática que lleva más de 9 años y que ha afectado a la economía del lugar.