×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Carta al Niño Dios 2016
La pobreza no los deja disfrutar su niñez 
Redacción
~
14 de Diciembre del 2016 16:20 hrs
×


Compartir



Liga Corta




ZACATECAS.- “Tan duros están estos tiempos que ya ni siquiera se trata de si tienen algo para entretenerse, sino que ya ni podemos pasar tiempo mi esposo y yo, con ellos por estar todo el día trabajando para darles de comer”.

Así platica su tristeza doña Ana Lucía de Lara Piñón, madre de tres niños los cuales pocas veces en su vida han recibido un presente en navidad, pues el poco dinero que recaudan sus padres como empleada doméstica y ayudante de albañil, muy apenas alcanza para su alimentación y escuela.

Edith Guadalupe de 12 años de edad, es la mayor de los pequeños, ella se encarga de sus hermanitos cuando su papás no están en casa, que es la mayoría del tiempo, incluso la ven como si fuera su segunda madre, para ella los juguetes ya no son necesarios, por lo que le gustaría recibir algo de mayor utilidad como lo es la ropa.

Le sigue Ricardo de 7 años, un chiquitín que igualmente ayuda con lo que puede en las labores domésticas, le fascina ciudad a su hermanita Xitlaly de apenas dos añitos, pues a pesar de la diferencia de edades son muy unidos; el niño sueña con tener una bicicleta o por lo menos un balón mientras que la bebita espera que el Niño Dios pueda traerle una muñeca.

“Es lo que más me duele, el no que no podamos pasar mucho tiempo con ellos y que aparte no disfruten plenamente de su niñez, pos’ era de que estuviera dedicados a la escuela con sus ratitos de diversión”, admite con desconsuelo.