×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Carta al Niño Dios 2016
La pobreza los aleja de sus ilusiones
Redacción
~
15 de Diciembre del 2016 14:07 hrs
×


Compartir



Liga Corta




GUADALUPE.- Con tener una cena digna en Noche Buena, es suficiente regalo para los hermanitos López Castillo, quienes no están familiarizados con la costumbre de recibir obsequios en ninguna época del año.

Para Paula Jhoana, Amaya y José Luis, de 4, 3 y 1 año de edad, la pobreza les ha pegado tan duro que desconocen los usos  y tradiciones tan característicos de la temporada como las famosas posadas, el decorado y cena navideña, así que pensar en que tener un juguete sin motivo aparente les resulta extraño.

El oficio como músico de su padre, es un trabajo inestable e informal no les brinda lo suficiente para su manutención, por lo que la mayoría de veces se encuentra en situaciones difíciles para tener alimento y cobija en casa.

Pero esta crisis financiera no les quita la sonrisa inocente de sus caras, la cual aumentó cuando se les preguntó que desearían de juguetes cortesía del Niño Dios, pues sus ojos se iluminaron al tener la esperanza de tener algo con que jugar entre ellos.

“Un triciclo con canastita  o una cocinita”, mencionó con timidez la mayor de los tres, Paula Jhoana, mientras que Amaya, quien cariñosamente apodan Filili, añora una muñeca con carriola; por otro lado el hombrecito de la familia le gustaría un carrito con el cual pasearse afuera de su vivienda.

Sin embargo, su mamá les advirtió que para recibir estos presentes, tiene que portarse bien todo el año, pues es la primera regla que tiene que aprender de esta festividades que desconocen, además de recomendarles que no se ilusionaran mucho ya que el Santo Niño, no siempre puede darles a todos los niños del mundo, “una dura lección de vida a la que tiene que acostumbrarse”, finalizó.