×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



La Era Trump
Rivales de Trump chocan con congresistas en asambleas
AP
~
22 de Febrero del 2017 13:25 hrs
×


Compartir



Liga Corta




BLACKSTONE, Virginia, EE.UU. (AP) — El representante federal republicano David Brat, que llegó al Congreso hace tres años gracias al descontento de los votantes, se vio convertido en el blanco de la indignación del público contra el gobierno de Trump en una asamblea ciudadana en Virginia.

Simpatizantes y manifestantes en contra llenaron la sala de conferencias de un restaurante en Blackstone, donde Brat respondió a preguntas durante aproximadamente una hora el martes. Recibió sonoras interrupciones y abucheos cuando defendió al presidente, Donald Trump, y sus medidas de sanidad e inmigración, con la ocasional arenga de sus seguidores por sus opiniones sobre libertad de armas y reducción de regulaciones.

El exprofesor de económicas dijo haber disfrutado del combativo tira y afloja.

"La gente está muy nerviosa y preocupada tras la victoria de Trump. De modo que mi objetivo esta noche es ayudar a calmar alguna de esas preocupaciones", dijo Brat, que en 2014 derrotó al entonces líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Eric Cantor, en las primarias republicanas.

En esa y otras asambleas, congresistas republicanos encontraron protestas a su regreso a casa esta semana para un receso.

La representante Marsha Blackburn volvió a su distrito de Tennessee, donde también fue recibida por preguntas duras y protestas en una asamblea ciudadana celebrada a unas 30 millas de Nashville.

"Siempre he dicho: puede que no estén de acuerdo conmigo, pero siempre sabrán qué opino", dijo después Blackburn a los manifestantes reunidos ante el ayuntamiento de Fairview. "Tener un debate respetuoso, fuerte y bueno es algo que sirve bien a nuestro país".

Tras el primer mes de mandato de Trump se siguen convocando protestas por sus políticas migratorias, sus nombramientos y la iniciativa del Partido Republicano de revocar la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible sin aclarar todos los detalles de qué la sustituiría. En las asambleas ciudadanas, los manifestantes presionan a sus legisladores para ver si se apartan de algunas de las opiniones más polémicas de Trump y si prometen cobertura para las personas cubiertas ahora por la ley sanitaria.

Brat señaló que los republicanos aún están trabajando en el reemplazo de la ley, pero que los borradores que se están considerando cubrirán a todas las personas con problemas médicos previos e incluirán un "periodo de transición" de dos años de modo que nadie pierda la cobertura de forma repentina.

Trump habló el martes en Twitter sobre las asambleas.

"Las supuestas multitudes indignadas en los distritos natales de algunos republicanos están, en muchos casos, planificadas por activistas progresistas. ¡Triste!", escribió.

En dos pequeñas poblaciones de Iowa, las citas reunieron más gente de la que podían albergar los recintos y se plantearon preguntas similares a los senadores republicanos Charles Grassley y Joni Ernst.

Unas 18.000 personas participaron en una asamblea por teléfono con el representante Peter Roskam, de una zona suburbana de Chicago. Roskam ha sido criticado por cancelar reuniones más pequeñas en persona y declinar los debates. Muchos legisladores republicanos han optado por no celebrar asambleas públicas y en cambio organizan conferencias telefónicas o reuniones privadas.

En Montana hubo abucheos cuando el senador Steve Daines aplazó al miércoles una comparecencia prevista. Y en una protesta en Allentown, Pennsylvania, hogar del senador Pat Toomey, el grupo activista llamado Tuesdays with Toomey (Martes con Toomey) colgó un traje en sustitución del senador.

El representante republicano Scott Taylor, que está en su primera legislatura, celebró el martes la segunda asamblea de las tres que tiene previstas esta semana en su distrito de Virginia. Taylor dijo no reprochar nada a cualquier otro republicano que declinara celebrar asambleas, señalando que pueden suponer un riesgo real de seguridad. Sin embargo, dijo que es importante dar a la gente un "sitio en la mesa".

En otros lugares, un congresista conservador del este de Texas decidió cancelar las asambleas por temor a atraer manifestantes contrarios a Trump.

Incluso los miembros más poderosos del Senado en Washington recibieron gritos de casi 1.000 personas cuando llegaron el martes para dirigirse a un grupo de líderes empresariales locales. En Lawrenceburg, Kentucky, los activistas corearon lemas mientras el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, entraba en un recinto ferial a bordo de una limusina negra.

McConnell dijo estar "orgulloso" de los manifestantes por expresar sus opiniones pero dijo al público que esperaba dentro, en su mayoría afín, que los manifestantes "tuvieron su oportunidad".

"Los ganadores hacen políticas y los perdedores se van a casa", afirmó.

El representante Louie Gohmert dijo en un comunicado que le preocupaba que "grupos de las ramas más violentas de la ideología izquierdista... que acechan en las asambleas ciudadanas" pudieran "sembrar el caos y amenazar la seguridad pública".

Por tanto, Gohmert dijo que celebraría "asambleas ciudadanas por teléfono" en las que pudiera comunicarse con miles de personas en el tiempo que le llevaría ver en persona a grupos de entre 30 y 100 votantes.