×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El tabarete
Mochileros en tiempos modernos
Alejandro Castañeda
~
22 de Marzo del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Hoy, recorrer la carretera “de a mochilazo” se ha convertido en una labor temeraria.

Cuando éramos más jóvenes, solíamos ser más aventureros y nos gustaba viajar y conocer nuevas coordenadas, para eso no había impedimentos monetarios, pues sólo era llegar a los límites de la ciudad, tomar la carretera que dirigiera al destino elegido y alzar el dedo o mostrar el letrero para pedir “ride”.

Me leeré un poco viejazo, pero los tiempos han cambiado, el clásico “ya no es lo mismo de antes”, pues las carreteras de nuestro estado no viven la calma de antes y la percepción de inseguridad que reina en nuestro país ha vuelto paranóicos a los conductores y ya casi nadie da aventón.

Como lo dijo Eduardo Galeano, es el tiempo del miedo: “Los automovilistas tienen miedo de caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados” y todos tenemos miedo de ser asaltados, secuestrados o toparnos con los malos, que muchas veces están uniformados.

Por suerte para muchos mochileros de corazón, aún existen transportistas que tienen ese sexto o séptimo sentido para saber quién es buena gente y quién es mañoso, además también tienen sus medidas de seguridad.

Recorrer la carretera para llegar a un pueblo, playa o ciudad se ha convertido en una labor heroica y temeraria, pues ya no muchos se animan a andar de pata de perro como diría La Maldita Vecindad.

Sin embargo, todavía existen esos aventureros que con poco dinero y sin ninguna responsabilidad que los encadene a la ciudad, se paran en una gasolinera y se embarcan en un viaje a quién sabe dónde recorriendo kilómetros y kilómetros al estilo de Los Caligaris.

Ir a un festival cultural, de teatro, a un partido de futbol, de vacaciones o simplemente a conocer; cualquier pretexto es bueno para el mochilero no hippie, ya que los hippies modernos buscan dinero, el que a sus antecesores les sobraba.

Desde aquí un aplauso a todos esos locos que se aventuran a nuevos horizontes y de los que sin duda tendremos muchos acá en la capital de cantera y plata para el Festival Cultural Zacatecas 2017, que retomará la esencia de la cultura y la diversidad rompiendo las fronteras y muros mentales.