×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Tránsito quiere regular a Uber en la entidad
Noé Marín
~
15 de Abril del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Transito que regular Uber en la entidad

Con amparo o no, Uber entró sin restricciones al estado y es necesario que las autoridades establezcan normas para su operatividad, advirtió Miguel Rivera Villa, director de Tránsito del Estado.
Después de que se diera  a conocer que Uber interpondrá un amparo para operar en la capital, el director de Tránsito del Estado dijo que, sin importar la conclusión del proceso, la compañía deberá acatar la normativa vial del estado.
“Uber está interponiendo un aparo para que se le permita trabajar como hasta ahora; yo no soy el indicado para emitir un dictamen, pero va a pasar que  deberá cumplir con una serie de regularizaciones”, dijo.
Recordó que, debido a las irregularidades en el servicio,  se reunió con los representantes de los taxistas, donde se acordó detener a todas las unidades de Uber que se instalaran en los sitios destinados a este sector.   
Rivera aseguró que, independientemente de la resolución, Tránsito del Estado  iniciará un proceso jurídico para  controlar la operatividad de la compañía  y llevar registro detallado de las unidades que prestan el servicio.
“Yo digo que, independientemente de que Uber se quede  en Zacatecas y así sucediera, tenemos que buscar como gobierno el normar la actividad de la compañía”, dijo.
Señaló que la dependencia no tiene un control vial de las unidades que opera, los lineamientos en que ofrecen sus servicios e, incluso, desconocen cuántos vehículos activos tienen en la ciudad.
“No hay ningún reglamento que obligue a Uber a acudir con la autoridad de Tránsito del Estado  o otra dependencia que tenga un registro a efecto de decir los vehículos que tienen”, dijo.  
Asimismo, el director dijo que las mesas de diálogo que se realizaron buscan evitar las confrontaciones violentos entre los taxistas y los choferes de Uber, ya que a la autoridad le corresponde regular los servicios públicos.
“La  Ley de Tránsito no prevé la operatividad de Uber y debemos ver hasta  dónde llegan nuestros alcances para poder normar y regular su actuación”, declaró.  
Explicó que el proceso jurídico permitirá conocer las autoridades “quiénes son los propietarios, quiénes son los operadores y las condiciones en que presta la compañía”, como sucede en el caso de los concesiones para taxistas.
Finalmente, aunque no especificó el número de unidades de Uber que fueron confiscadas, Rivera aseguró que el objetivo no es la recaudación de ingresos, sino a regularización de la compañía y la competencia justa en el transporte público.