×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Cosas de Jerez
Homenaje al músico jerezano Cayetano Kay Pérez Vega
Javier Torres Valdez
~
16 de Mayo del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Hoy debemos a través de estas modestas líneas, rendir un homenaje a un músico jerezano, de que pocas noticias tienen las nuevas generaciones.

Queremos referirnos a Cayetano Kay Pérez, hijo del inolvidable músico, Don Jesús Pérez, quien fuera director del grupo de música de cuerdas, mejor conocido como la “Típica”.

Kay inició su aprendizaje musical, teniendo como maestro a su señor padre, a quien pudo y supo acompañar en aquellas románticas e inolvidables serenatas, frente a la puerta o las ventanas que las mozas jerezanas, entreabrían para saber quien era el responsable de aquella galantería musical.

Era la década de los sesenta, es decir hace 57 años, las costumbres del pueblo, todavía no se perdían.

Huelga decir, que cuando alguien contrataba a la típica, para llevar una serenata, primero debía de entrevistarse con el director de la típica, escoger la música que debería intepretarse y Don Jesús, padre de Kay, con gusto ayudaba a seleccionar lo mejor de su repertorio, para una serenata eran preferidos, los valses y otras piezas distinguidas por el buen gusto. entre ellas se encontraban: Las 3 de la mañana, Alejandra, Morir por tu amor, Júrame, Te quiero dijiste, Tipi tipi tin, Alborada y muchas otras, ahora perdidas entre los vericuentos neuronales.

Fue así como Kay pudo asimilar el gusto por la música romántica, enseñado por su señor padre, Don Jesús Pérez.

En cierto momento a Kay le quedó chico el pueblo y emigró, buscando ampliar y perfeccionar sus conocimientos en el universo de las siete notas del pentagrama.

Primero fue solista de varias de las más famosas orquestas, aprovechando los tiempos libres para dedicarse más profundamente al estudio, a la composición y a la enseñanza musical, de quienes consideraban un privilegio tenerlo de maestro.

Otra destacada actividad que en su vida musical tuvo nuestro personaje, fue la de arreglista, habiendo sido contratado por cantantes  destacados, como el español Raphael, en las fechas en que era el más popular en México y en su país de orígen.

Trayectoria

A sus 7 años de edad empezó a estudiar música y comenzó el oficio de talabartero. Inició su carrera profesionalmente en 1942 a sus 12 años de edad en la orquesta típica de su tierra natal, bajo la dirección de su padre. 

Con la inquietud de superarse y aprender más, decidió trasladarse a la ciudad de Zacatecas en 1945. Allí entró en la mejor orquesta de Zacatecas en esos tiempos (la orquesta de Robert) tocando el saxofón. En 1951 fue a la Ciudad de México donde empezó a trabajar como músico solista en las mejores orquestas del momento, como la de Luis Arcaraz, Juan García Esquivel, Evangelina Elizondo y muchas más. 

Después formó su propia orquesta en 1960 la cual la llamó Kay Pérez y su orquesta. Duró 4 años siendo la mejor orquesta en el Centro Nocturno “El Patio”, el mejor centro nocturno de la época en la república mexicana, acompañando a artistas de talla internacional como José José, Rocío Durcal, Stand Gues, Raphael, Los Platters, Ella Fishgerald, Jacky Wilson, Louis Armstrong, Charles Aznavour, Toña la Negra, etc. 

En esta época, siendo arreglista y director musical exclusivo de la Compañía Disquera Orfeón Video Vox, quien bautizó al maestro Cayetano con el nombre artístico de Kay Pérez; acompañó a varios artistas de la talla de Luis Vivi Hernández, los hermanos Carreón, Johnny Dinamo, entre otros.

Aceptó también la dirección musical del programa de televisión Orfeón A Go-Go. Ganó el primer lugar de bandas de toda la República Mexicana. Dio un concierto en Bellas Artes en la sala Manuel M. Ponce. 

Ha sido distinguido con innumerables homenajes en toda la República Mexicana. También dirigió a la banda monumental formado por 700 músicos. Ha sido nombrado segundo mejor saxofonista del mundo y sexto mejor compositor del mundo. 

En 1972, el profesor Orlando Arvizu lo llamó para entrevistarse con el licenciado Humberto Lugo Gil, entonces delegado en Venustiano Carranza, quien lo invitó a formar una orquesta para su delegación.

La banda de la Delegación Venustiano Carranza, debutó el 13 de septiembre de 1972, a partir de esta fecha, se ha presentado en diversos eventos dentro y fuera de la Delegación. El maestro Kay Pérez, quien estudió violín, bajo, batería, guitarra, banjo y posteriormente saxofón, ha plasmado su conocimiento y sensibilidad en sus composiciones musicales; estos últimos han transcendido las fronteras mexicanas con el reconocimiento internacional.

Justo es, que ahora, los Jerezanos, le reconozcan sus méritos y lo enlisten en el grupo donde se encuentran otros jerezanos, que han honrado a las bellas artes como, músicos, escultores, pintores y poetas.

Ojalá que la sensibilidad del presidente municipal, se haga presente a través del Instituto Jerezano de la Cultura.