×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El Runrún
Truenan a otro delegado federal
Francisco Gabriel Reynoso Torres
~
01 de Junio del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El turno de este fin de mes fue para Eduardo López Carrillo. El gran y querido amigo de Miguel Alonso renunció ayer, porque así se lo pidió “por la buena” Joel Guerrero, delegado de la Secretaría de Gobernación y operador de Miguel Ángel Osorio Chong, a la representación de la Secretaría de Economía. Lo más aberrante, a juicio de algunos empresarios, es que Juan Carlos Pérez, cuyo único mérito es que su hermano sea ujier de Ildefonso Guajardo, secretario federal de Economía, entra en sustitución de López Carrillo.

 

Se va Jason Barker

Podría ser, si se cumplen algunos augurios, que Eduardo López, también amigo de la infancia de Alejandro Tello, se incorpore al gabinete. Quienes dicen tener bola de cristal lo ubican en la subsecretaría de Minas y Parques Industriales que maneja Robert Jason Barker Mestas. Según parece, Tello sacará a Jason de la Secretaría de Economía para terminar con los pleitos entre éste y el titular Carlos Bárcena y el director de Comercio Interior, Xerardo Ramírez. Lo mandaría al Consejo Estatal de Desarrollo Económico que dirige Fernando López del Bosque.

 

Cloaca en Fresnillo

De un asunto que apesta a perro muerto, el diputado Omar Carrera pedirá explicaciones puntuales al alcalde de Fresnillo, José Haro. Sucede que en un informe de la Auditoría Superior que maneja Raúl Brito, aparece un pago de 13.2 millones de pesos a la la exdirectora de Finanzas, María Elena Bonilla Ceniceros. Y lo más grave es que sería por concepto de pago a proveedores de corto plazo. En la Comisión de Vigilancia que encabeza el galanazo Arturo López de Lara no tienen duda de que en ese pago autorizado por Gilberto Dévora hay negocios chuecos que son los que ahora hieden.

 

Capaz de todo

Los dirigentes de PAN y PRD en Veracruz destaparon a Miguel Ángel Yunes como precandidato a la presidencia de la República. Quienes conocen al verdugo de César Duarte –no es, por mucho, el más ladrón en la historia del PRI; su desgracia fue toparse con Yunes– creen que México necesita un tipo así para combatir a las ratas de cuello blanco –Arturo Nahle dice de Yunes: “Es capaz de todo… y de más” –. Porque las mayores desgracias de este país son la impunidad y las “tapaderas” que la propician.

 

Esperan línea

Pardeó la tarde ayer y los diputados de la bancada del PRI, liderados por Gustavo Uribe, no sabían cómo iban a votar el dictamen que aprobó la Comisión de Seguridad Pública, presidida por la panista Lorena Oropeza, para que la representación popular pida al gobernador Alejandro Tello el cese fulminante del secretario de Seguridad Pública, Froylán Carlos. En la oposición no tenían duda. Votarán a favor. Los tricolores, sobre todo las mujeres, quieren apoyar la moción, pero esperaban línea del jefe.

 

Vocero jocoso

Graciosas explicaciones las de Marco Vargas Duarte. A juicio del vocero del gobierno estatal para asuntos de muertos, heridos y desaparecidos, resulta muy extraño el robo del cajero automático de Banorte en Colinas del Padre, una de las colonias más peligrosas de Zacatecas, el mismo día que Alejandro Tello, Mikel Arriola y Sergio Zertuche inauguraron la clínica 57 del Instituto Mexicano del Seguro Social. Regularmente –dice– los amantes de lo ajeno se llevan el dinero, no la caja. Con ese criterio, Marco diría que actualmente están matando a mucha gente que no habían matado antes.

 

Tiran el botín

Los datos personales de miles de beneficiarios de programas de la Secretaría de Desarrollo Social federal quedaron regados impunemente en el bulevar. Quienes vieron caer de un vehículo oficial la documentación “confidencial” sin que el chofer y sus matacuaces se preocuparan en parar para recogerla, creen que el delegado Jorge Luis Rincón podría tener problemas legales. Y más porque la regazón ocurrió frente a un comedero donde departían Monte Alejandro Rubido, titular de Gobierno de la Segob; Joel Guerrero, delegado de la misma y Fabiola Torres, secretaria estatal de Gobierno.

 

Bolsas cuantiosas

La dirigencia estatal del Partido Verde, encabezada por Susana Rodríguez, envió a sus cuatro alcaldes a capacitarse para “bajar” recursos federales. Daniela Alva, de Luis Moya; Plutarco Zavala, El Salvador; Juan Pablo Contreras, Pánfilo Natera y Juan José Álvarez, Ciudad Cuauhtémoc, no estarán atenidos a lo que generosamente pueda darles el gobierno de Alejandro Tello para hacer obra pública. Los munícipes verdes tuvieron el apoyo de Marcos Ibarra, coordinador de delegados de la Sedatu de Rosario Robles. Las bolsas para el rescate de espacios públicos, hábitat –cuartos adicionales y mejoramiento de la vivienda– les dijo, están jugosas y las aprovecharán quienes lleguen a tiempo, con proyectos bien hechos, a solicitar recursos.