×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El tabarete
El Fraude Fest
Alejandro Castañeda
~
06 de Julio del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Desde la promoción el evento levantaba sospechas.

El fin de semana pasado el Vive Fresnillo Fest se puso bomba, y digo esto porque reventó como una verdadera bola de humo, ya que se trató de un auténtico fraude mayúsculo.

Lo que hace semanas pintaba como un buen foro terminó siendo un mal sabor de boca para toda la escena alternativa del Real de Minas.

Este evento buscaba competir con la ciudad capital para hacerse de un público y un respeto, pero tristemente esto no ocurrió, fue una simple ilusión.

Se anunció con bombo y platillo la presentación de Víctimas del Doctor Cerebro, Luzbel, Interpuesto, Señor Bikini y más agrupaciones de la escena del rock zacatecano.

La expectativa estaba puesta en el festival, el cual tuvo hasta rueda de prensa ante los medios de comunicación y algo de publicidad por las redes.

Todos los que iban a asistir compartían el flyer, que por cierto estaba feo y desde ahí ya se sospechaba del fiasco en el que podía resultar esto.

Varios seguidores de la movida en Zacatecas organizaron camiones, para reducir gasto y tenían preventas, los interesados los buscaron y hasta pagaban por adelantado su tour.

El caos y fraude se veía más cercano cuando las bandas que encabezaban el cartel comenzaron a cancelar, alegando falta de depósito, seriedad y compromiso del organizador.

Me comentó gente de Fresnillo que este tío nunca había sido visto en la escena, un factor más para creer que no era factible tanta belleza.

Comenzaron a reducir los precios, las bandas seguían cancelando, pero aun así se manejaba que el festival se hacía.
El día se llegó, hubo quienes mejor decidieron no ir, y los que fueron se llevaron una gran decepción.

Se puso muy punk el asunto, a las bandas de Zacatecas no les querían pagar ni los viáticos, a la bandona de ska de San Luis tampoco, se armó Toña la gorda.

El chamuco se apoderó de la banda y comenzaron el boicot, el master del sonido mejor quitó sus cosas para no salir más afectado y ya lo demás fue historia.

Fue otro capítulo gris y lleno de caca de la escena, esa que tanto exige espacios pero que algunos oportunistas destruyen.

Esperemos que pronto las bandas quieran volver y no se topen con mercenarios.