×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Ciudadanía: verdadera vacuna contra la corrupción
Arturo López de Lara
~
07 de Julio del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Esta semana el INEGI dio a conocer la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental realizada por primera vez a las empresas. Se comprueba que los actos de corrupción es uno de los tres problemas que más preocupa y afecta a los mexicanos y, sin duda, a los zacatecanos.

Las cifras son, por decir lo menos, preocupantes: un 82.2% de las empresas consideran frecuentes los actos de corrupción; las empresas mexicanas estiman que perdieron mil 600 millones de pesos durante 2016 por actos de corrupción.

Un 64% de las empresas consideran que los actos de corrupción a los que se enfrentan son para la agilización de trámites. El costo promedio de corrupción por cada empresa en 2016 fue estimado en 12 mil 243 pesos, sí: más de 12 mil pesos por empresa dedicado a la corrupción.

Es desafortunado que, mientras los empresarios se enfrentan al reto de emprender, de innovar, de vencer la tramitología y la burocracia, de ser más competitivos, de generar más y mejores empleos bien remunerados para nuestro estado, sean las instancias de gobierno las que se conviertan en un freno para el desarrollo de nuestro Zacatecas.

Es urgente generar los cambios de fondo que verdaderamente transformen a las instituciones públicas y gubernamentales en todos los niveles en verdaderos espacios de servicio y atención ciudadana, que responda a las expectativas de una sociedad decidida a desterrar de una vez por todas a la corrupción y la impunidad.

Recientemente, en el Congreso del Estado aprobamos un avance significativo y una mejora incluso al Sistema Nacional Anticorrupción: el que el Secretario Técnico de todo el Sistema sea nombrado por el Comité Ciudadano.

Esto garantiza precisamente una de las características fundamentales y tal vez la garantía más importante para consolidar un Sistema que realmente funcione y nos ayude a terminar con la impunidad y la corrupción: el carácter ciudadano de la política anticorrupción.

Definitivamente no somos los políticos los que lograremos darle el golpe fatal a la corrupción, sino la sociedad civil organizada, pujante, exigente.

Eso quedó demostrado desde la iniciativa y aprobación de la Ley 3 de 3 y, seguramente, se verá ratificado con la consolidación de un Sistema Anticorrupción en Zacatecas que, de una vez por todas, investigue y castigue todo acto deshonesto y corrupto que nos daña a todos los zacatecanos, particularmente a los que viven en la mayor pobreza.

Vamos todos por un Zacatecas sin corrupción.