×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Lucha y pasión por el rock en Zacatecas
Anahí Encina
~
13 de Julio del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Franco Delfín / 'El profe' atesora 4 mil LP’s de bandas en cada época y subgénero del rock.
Franco Delfín / Aunque pocas, las producciones zacatecanas pioneras dejaron huella en la historia musical.
Franco Delfín / Zacaroll es la obra de Jaime Flores que recopila cada detalle del género en el estado.
Archivo / Los Tick’s es una de las agrupaciones más recordadas y aún activas en la ciudad.
Archivo / El Colectivo de Rock Zacatecano busca el reconocimiento nacional del talento local.
Archivo / Las mujeres también se han abierto camino con grandes propuestas.

El Día Mundial del Rock se celebra cada 13 de julio desde 1985, gracias al primer festival Live AID realizado en dos escenarios simultáneos: Londres y Filadelfia. 

Al evento, iniciativa del músico y activista Bob Geldof, asistieron las grandes bandas del momento como Led Zeppelin, Black Sabbath, Queen, Judas Priest, Scorpions y U2, entre otros reunidos en solidaridad con Etiopía. 

En Zacatecas el movimiento del género ha evolucionado y se ha mantenido con el tiempo; Jaime Flores Guardado El Profe es una ventana viviente hacia el rock internacional, nacional y sobre todo a la escena local.

El primer encuentro

Su inicio en el rock and roll fue a la edad de 7 años. En la casa junto a la suya ensayaban quienes se convertirían en la agrupación Los Tick’s y al ingresar a tercero de primaria se dio cuenta de que el baterista de aquella banda, Brígido Martínez, era su maestro. 

Se rodeó de los pioneros del rock zacatecano como Lamberto Herrera, El Chato Valadéz, Pay Hernández, los hermanos Macías, Pedro Rojas Cuellar y Alfonso Bautista, entre otros, ahí comenzó su pasión, amor y compromiso por el género. 

Flores Guardado conoció los primeros pasos del movimiento en Zacatecas y a pesar de que no hubo grandes producciones, se generó una escena que llegó para quedarse. 

En 1970 viajó por primera vez a la Ciudad de México, “Me sorprendió una ciudad diferente, no los enormes edificios, me impresionó la forma de vida de los nativos, pelo largo, las mujeres cabello suelto; destilaban mucha libertad y otra forma de pensar”, mencionó. 

A su vez, recuerda con detalle los carteles que anunciaban a las bandas de rock que se convirtieron en las contestatarias en una época crucial para el país, después de lo acontecido en Tlatelolco.

La escena local, el origen

“Cambiaba la filosofía del rock y de la musicalidad”, entonces, Flores Guardado vio surgir a los grandes zacatecanos como El pájaro Alberto y Pepe Ramos, trompetista de División del Norte

El Profe, como todos lo conocen, narra que en Zacatecas solamente había un grupo de siete jóvenes, incluido él, involucrados en el género, y que no eran vistos de postivamente por su cabellera larga, jeans desgarrados y sobre todo por el tipo de música que escuchaban.

En el estado emergió al poco tiempo la banda Mr. Máquina y así el el rock zacatecano comenzó a tomar forma; Criollo y Fórmula Uno fueron algunas de las agrupaciones más involucradas. 

Sin embargo, “La misma represión hacia los estudiantes y hacia los rockeros fue lo que no permitió que se desplegara el rock zacatecano, también la llegada del punk y la música disco cambió el panorama y detuvo la evolución”, comentó. 

Pese a esto llegó una camada de nuevos músicos de calidad en géneros como el pop, el hard rock, el rock propositivo y un regreso del progresivo de los años 60’s y 70’s. 

En Zacatecas no estuvo ausente el movimiento pop rock con la banda Lodo, que actualmente sigue vigente, Synetika, Tiempo de Rabia y Sombras Blancas, por mencionar algunas. 

Más tarde, a principios de los 80’s, surgió una vertiente del heavy metal llamada trash en el municipio de Fresnillo con Séptimo Ángel y Velatorio. 

Además, la llegada del punk radical y el death metal marcó la escena zacatecana a principios de los 90’s con pocas pero destacadas bandas como Anzus, Pacal y La Orquídea Polterwinter. 

A partir del año 2000 se definió el nacimiento de grandes agrupaciones en cada uno de los géneros, de las cuales solamente perduran alrededor de siete. 

En 2003 se fundó el Colectivo Zacatecano del Rock y al poco tiempo El Profe fue nombrado coordinador, desde entonces no ha parado de buscar apoyo y crecimiento para el movimiento local. 

Por amor al género revolucionario

“El rock, para mí, es la personalidad que uno desea tener... todo lo he hecho por amor al rock and roll”. 

Luego de formar parte de la agrupación llamada Los Chiles Rellenos, en la guitarra, El Profe decidió alejarse del escenario y apoyar la escena del rock de manera distinta. 

Así llegó la idea de escribir su libro Zacaroll, en el que narra la historia del género en Zacatecas de 1959 a 1999. 

En 1970 comenzó a coleccionar discos, hasta la fecha tiene alrededor de 4 mil LP’s de bandas clásicas de cada época y de todos los subgéneros del rock. 

El rocanrolero,  “pésele a quien le pese”, le apuesta a sacar a las bandas de los bares y realizar eventos meramente culturales para que las agrupaciones se posicionen a nivel nacional. 

Tendrá una gira promocional de su libro a partir del 20 de julio en San Luis Potosí, Cuernavaca, Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara. 

Asimismo, el colectivo viajará el 5 de agosto a la Primera Muestra de Rock Zacatecano en Durango. 

“Sacar adelante la escena del rock and roll no es fácil, pero cuando lo vives y lo sientes fluye y deja muchas cosas de valor inmaterial”, finalizó.