×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Qué hacer y cómo evitar el ataque de un perro?
Excélsior
~
20 de Julio del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Excelsior / Todos son diferentes y en ocasiones reaccionarán de formas impredecibles

MÉXICO.- Aunque la mayoría de los perros son inofensivos, es cierto que tienen un instinto que, por más que pensemos conocerlo, en algún momento pueden tener una reacción inesperada, por lo que es necesario tomar algunas medidas de prevención para evitar ser lastimado por un can.

Ante ello, te damos algunos consejos básicos que te ayudarán a evitar un susto, en lo que identificas si el can está jugando o de verdad está siendo agresivo. 

Para evitarlo

  • Manten la calma. Si te encuentras con un perro agresivo no grites, al pasar cerca no mires directamente al can pues ellos lo consideran como un reto, para evitar que te muerda tu mirada debe ser periférica. Recuerda que los perros perciben las emociones. 
  • Ponte rígido. Si un perro se acerca lo mejor es quedarse inmóvil con las manos a los costados y con los puños cerrados. En la mayoría de los casos el perro pierde el interés y se aleja si es ignorado. 
  • No trates de correr. El ver que te mueves de manera asustada o violenta puede despertar ese instinto cazador para perseguir y atrapar. 
  • Trata de distraer al perro con otro objeto. Si el perro amenaza hay que ofrecerle otra cosa que pueda morder como una mochila o una botella de agua. Arroja los objetos lejos de ti para que los persiga. 

Si te está atacando

  • Enfrenta al perro. Con esto no estamos diciendo que le pegues, sino que utilices tu voz de mando para indicarle que se vaya hacia "atrás".
  • Defiéndete. Si el perro te muerde y tienes a la mano un palo o algún otro objeto puedes usarlo según sea necesario, ya que los ataques de perro pueden ser mortales. 
  • Protege tu rostro, pecho y garganta. Las mordeduras en estas áreas del cuerpo pueden ser muy peligrosas, por lo que si estás en el suelo, encoge tus rodillas y lleva tus manos, en forma de puño, hacia las orejas. 
  • Si el perro dejó de atacar, aléjate de forma lenta, cuidadosa y sin gritar. 
  • Pide ayuda, acude con un médico y levanta una denuncia contra el propietario del animal, si es que lo hay o de lo contrario para evitar que ataque a otros en la calle.