×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Muy noble y leal ciudad: artes y letras del Zacatecas virreinal
Sermón por el nacimiento del príncipe Luis Fernando Borbón
Salvador Lira
~
14 de Agosto del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Pintura de San Luis rey de Francia por El Greco

El nacimiento del príncipe Luis Fernando –futuro rey de España– el 25 de agosto de 1707 fue un verdadero refrendo político de la casa borbónica ante los embates en la Guerra de Sucesión Española.

La liga encabezada por la casa de Habsburgo había ya asegurado la ciudad de Barcelona y para entonces al archiduque Carlos se le había proclamado como rey de las Españas. Felipe V no tenía asegurado su trono, por lo que un heredero le daba votos en la continuidad monárquica, hecho que no se suscitaba en la corona a más de medio siglo.

La Nueva España siguió muy de cerca los acontecimientos de la guerra, situado en la opción borbónica. Para el caso del nacimiento del príncipe, fueron muchas las manifestaciones por celebración al refrendo del primogénito varón de “El Animoso”.

En la ciudad de Durango se realizó un novenario en acción de gracias por el nacimiento del príncipe Luis Fernando, patrocinado por el obispo Ignacio Dies de la Barrera y ofrecido a Felipe V. De ese novenario, se publicó Sermón, que en acción de gracias por el feliz nacimiento del Príncipe de España… de fray Juan de San Miguel, publicado en la ciudad de México, en la imprenta Plantiniana de los herederos de Juan José Guillena Carrascoso, en 1709.

Preceden al sermón dos pareceres, el de Juan Ignacio de Castorena y Ursúa y el del doctor Manuel Butrón rector de la Real Universidad, junto a la censura de fray Pablo Antonio de la Asunción.

El sermón es una defensa plena a la sucesión de la corona española por la línea borbónica. La clave simbólica es la analogía del nombre de Luis Fernando con el de Ismael Sansón, en la idea de una salutación divina y la fuerza del juez judío al domar al león. 

Fray Juan de San Miguel explica que en efecto no ha existido un rey hispánico llamado Luis. Así, su discurso se basa en analogías por el nombre, en la que ofrece una defensa de la línea sucesoria. El príncipe y el reino tienen la herencia San Luis el rey de Francia, así como de San Luis obispo de Tolosa y heredero del reino de Sicilia. Agrega la constelación de Santa Catarina, heredera del reino de Alejandría –pues su celebración es el 24 de agosto–, mas no contempla a San Fernando. El franciscano explica:

Los derechos: porque señalándolo DIOS con tres Coronas de tres Reyes Santos, parece, que da a entender, que nace su Alteza con derecho a todas las Coronas del mundo, y que ha de ser, quien, entre los Reyes se corone Emperador del universo.

Se trata evidentemente de un sermón por la defensa de los borbones, en su momento más endeble en la Guerra de Sucesión.