×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Muy noble y leal ciudad: artes y letras del Zacatecas virreinal
Los primeros habitantes de Zacatecas según Arlegui
Salvador Lira
~
09 de Octubre del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Grabado de San Francisco en la reedición de la obra de José Arlegui, 1851.

La Chronica de la provincia de N. S. P. S. Francisco de Zacatecas… escrita por fray José Arlegui es en resumidas cuentas un libro que intenta, mediante un discurso histórico-retórico, enaltecer a la congregación franciscana. Impresa en 1737 por José Bernardo de Hogal, los orígenes que clama el texto no son únicamente desde el encuentro entre el españoles y oriundos de dicho territorio, sino mucho más atrás.

Es la parte primera un recuento de los procesos de formación previos a la intervención española. Para ello, el capítulo II incide en la calidad de los primeros pobladores. El argumento erudito con que se basa Arlegui es la idea de la Historia según Ternelio, en la que se trata de una “memoria” de cosas acaecidas, conmemoraciones de las antigüedades y la descripción de los lugares y las personas de ese sitio. Por ello, cuando historia la Provincia, habla de los primeros pobladores:

Para lo cual supongo como cierto, que los que primero poblaron estas tierras de Zacatecas, y los contornos de la Provincia, después del diluvio, fueron los Gigantes, hombres de descomunales cuerpos, y grandeza, muchos de los cuales han parecido en estas tierras, y yo he visto una muela en el puesto llamado S. Ajustón, entre Durango, y San Juan del Río […].

La explicación de Arlegui es bíblica, pues interpreta su existencia en Números y en Deuteronomio, así como las obras de Torquemada. Después, Arlegui hace un recuento de los Toltecas y el relato siete cuevas; quienes edificaron Tula.

 Los pobladores de la ciudad Amaqueme, los chichimecas, posteriormente bajaron a Tula al mando de Xolot, para ese tiempo despoblada. Así la gobernaron. A ellos le siguió, por el sitio de Aztlán, la nación mexicana que se situó en la Laguna, que a pesar de su poder, jamás dominaron a los chichimecas:

Gobernaron el Imperio Mexicano ocho Emperadores, y el último, que les sucedió, fue el gran Emperador Moctezuma, segundo de este nombre, en cuyo tiempo vinieron los Españoles, y perdió el Imperio este Monarca potentísimo. He referido todo esto, para que sepan, los que leyeren esta historia, el origen, que tuvo la población de la Nueva España, y cómo al tiempo que vinieron los Españoles a este Reino y hasta que entraron nuestros Religiosos en estas tierras de Zacatecas Apostólicamente, las dominaba, y poblaban los Chichimecas, en nada subordinados, ni sujetos a los Mexicanos, porque, aunque la gente del Emperador Moctezuma había penetrado la Costa del Sur hasta delante de Jalisco, nunca se les permitió entrar en las tierras, que hoy pertenecen a la provincia de Zacatecas, […].

La idea de Arlegui es doble: otorgar que jamás hubo dominio por parte del centro, de los mexicanos; por otro, indicar que los primeros conquistadores fueron los franciscanos.