×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Opera una gasera sin permiso en Ojocaliente
Noé Marín
~
11 de Diciembre del 2017 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Bryan Rostro / la profeco solicitó desde agosto que se investigue y se clausuren las instalaciones clandestinas.
Bryan Rostro / La propiedad en la que opera la gasera no tiene número y trabaja con las puertas cerradas.

OJOCALIENTE.- Ubicada a metros de una escuela, sin permiso oficial, ni medidas de seguridad, opera una gasera clandestina. Autoridades estatales y municipales han ignorado las quejas de los ciudadanos y de la Profeco.  


Imagen acudió a la gasera Gas Michelle (Gas Unión), que se ubica en  avenida Esteban Castorena, en la cabecera municipal de Ojocaliente, para ver las irregularidades en su funcionamiento.   

 
Junto a la estación de gas están cinco casas habitadas, enfrente el Panteón Municipal y a casi de 100 metros las aulas del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) 88, así como otras viviendas.


Con bardas de más de tres metros de alto y portones que están todo el día cerrados, en el lugar se realiza de forma clandestina la carga y descarga de las pipas que surten a las familias del municipio, a través del llenado directo con una pipa móvil más grande.

La propiedad sin número, también se utiliza para guardar las pipas con gas y otras unidades; los dueños facturan con dirección de avenida Cervantes Corona 118, Colonia Centro, Ojocaliente.

Unidades surtidoras, 
casi chatarra

Las unidades surtidoras tienen serios problemas para regular el suministro de gas, tanto a tanques estacionarios como a cilindros de 30 kilogramos, o con la cantidad que pidan los clientes. 

 
Una de las pipas encontradas tenía roto el regulador que mide la presión del gas, algunas palancas de control fueron amarradas precariamente con cinta y la salida de algunas válvulas no estaba totalmente asegurada.


Según la Profeco, las unidades que tiene la empresa fueron dadas de baja en gaseras de otros estados.  


Los habitantes de la colonia dijeron que viven con temor constante de que pueda ocurrir una explosión,   debido al fuerte olor de gas que llega hasta sus casas y a las irregularidades que ocurren dentro del predio.


Señalaron que algunos menores han presentado mareos y también hay quejas de los estudiantes del CBTA 88, que presentaron su denuncia ante la policía, pero a la cual no tuvieron respuesta.
En la carretera rumbo a Luis Moya, aún dentro de la cabecera municipal, hay un predio en obra negra que guarda una pipa oxidada con parches de metal evidentes, que la gasera pretende utilizar para guardar el combustible en el futuro.   

Ignoran denuncias ciudadanas y oficios de la Profeco

   
Desde agosto de este año, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) entregó un oficio a Protección Civil (PC) y a la Secretaría General de Gobierno del Estado de Zacatecas, donde solicita que se  investigue y clausure las instalaciones clandestinas.  


En el primer oficio, que fue entregado el 3 de agosto a PC, el delegado Oscar del Real Muñoz  denunció la operación ilegal de la distribuidora Gas Michelle S. A. de C.V. en Ojocaliente.
“No cumple con las especificaciones técnicas ni de seguridad para el suministro, almacenamiento  y distribución del gas licuado de petróleo”, dice el documento.


Ante la falta de una respuesta, la Procuraduría entregó otro oficio a la Secretaría General de Gobierno del Estado de Zacatecas, que fue recibido el 11 de agosto, donde se vuelve a informar sobre la operación ilegal de la gasera.


En el documento también se asienta que los supervisores de la Profeco acudieron al lugar de las denuncias para verificar su funcionamiento, pero se les negó el acceso y cualquier tipo de información.  


La empresa Gas Michelle o Gas Unión, indica el oficio, no tiene una planta establecida, por lo que el llenado y la descarga se realizan sin las medidas de seguridad en un lote, cercano a una institución educativa y varias viviendas.  


“No tiene las instalaciones pertinentes, se encuentra una escuela a escasos 50 metros y a un lado de la misma existen casas habitación”, precisa.


Aunque se anuncia en el municipio mayoritariamente como Gas Unión, explica, la empresa solo entrega facturas como Gas Michelle S. A. de C. V.


“Ante el riesgo que lo anterior representa, puesto que algún incidente pudiera tener catastróficas consecuencias, le ruego dar seguimiento a esta denuncia”, concluye el oficio.


Gas Unión o Gas Michelle  no tiene un registro y permiso de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), por lo que tampoco es posible tener certeza si vende litros completos o si el gas es apto para su uso doméstico.