×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Muy noble y leal ciudad: artes y letras del Zacatecas virreinal
La Concepción y la Esmeralda en la 'Muralla zacatecana'
Salvador Lira
~
18 de Diciembre del 2017 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Grabado de la Virgen en Muralla zacatecana...

En 1788, bajo el cuidado de la casa impresora de Felipe de Zúñiga y Montiveros, José Mariano Esteban de Bezanilla Mier y Campa publicó Muralla zacatecana de doce preciosas piedras erigidas en doce sagrados títulos y contempladas en el patrocinio y patronato de su augustísima patrona y señora María Santísima…. Es Devocionario histórico que relacionó doce títulos del mes, en lecciones morales y simbólicas, con motivo del agradecimiento y fervor a la virgen.

En cada día 8 –recordatorio mensual de la fundación de la ciudad– se hacía una misa cantada por la mañana y un rosario por la tarde. Cada mes tenía una piedra, un título y una lección, a manera de ejercicio introspectivo y en relación a la visión de San Juan.

Al mes de diciembre le correspondió la cuarta piedra: la Esmeralda; con su referencia en el Apocalipsis 21,19, Quartum, Smaragdus. Se erigió bajo la Concepción. La cuestión era un complejo concepto uniendo imaginarios, construcciones de gremios y personajes relevantes para la ciudad.

Bezanilla recuerda que la conquista de Zacatecas fue bajo la Imagen de la Santísima Señora en su Concepción purísima. Por ello, se adecuaban a las advocaciones de la Concepción y la Natividad. Como nota al pie, el autor indica tal devoción confirmada por la conformación, encabezada por los conquistadores Juan de Tolosa y Diego de Ibarra, de la Cofradía o Archi-Cofradía de Nuestra Señora de la Concepción de los Zacatecas (1 de enero 1551). Se indica también que la cofradía se unió a la del Señor Sacramentado, aunque en su ordenación tuvieron espacios disímiles.

El título de Concepción no es cosa baladí. Se trata de un rasgo que tuvo la monarquía española, en su manera de generar una identidad religiosa con respecto a otros reinos. De allí que la Muralla zacatecana… haga hincapié en las juras que Zacatecas realizó principalmente el 4 de febrero de 1657 en la iglesia de la purísima Concepción de San Francisco, con la asistencia del corregidor Juan Hurtado de Mendoza de la Orden de Santiago y con el Teniente Capitán de la Nueva Galicia, Francisco Rincón y Cafias —todo ello, según refiere Bezanilla, en el libro 5 de Cabildo, folio 154. También se explica la proclamación por universalísima y principal Patrona de las Españas por parte del rey Carlos III.

La conexión con la Esmeralda es porque el retrato en el Misterio de su Concepción, no por mano de hombres, fue esculpido en una piedra. Según Bezanilla, así fue hallada una guija cuando se comenzó la fábrica de la capilla de la Bufa.

Gloriése pues en buena hora Zacatecas, teniendo una prueba bien fundada sobre esta firme piedra de las finezas que debe a su Soberana Patrona, Esmeralda purísima […].