×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Las reglas del periodo de intercampaña
Claudia Edith Anaya Mota
~
06 de Marzo del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Una vez que ha concluido la precampaña que fue el periodo en que cada partido político y sus coaliciones definieron a sus candidatas y candidatos que estarán en la boleta electoral en próximo 1 de julio, dio inicio la llamada intercampaña.

De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral, la intercampaña corresponde a los días que transcurren entre el fin de las precampañas y el inicio formal de las campañas, y comprende del 12 de febrero al 29 de marzo.

Nuestros procesos electorales, están normados en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe) y en relación a la intercampaña, detalla con claridad lo que deben o no hacer en este periodo partidos y candidatos.

De acuerdo con el Artículo 3 de la citada ley, prohíbe los actos anticipados de campaña y los define como aquellos actos “que se realicen bajo cualquier modalidad y en cualquier momento fuera de la etapa de campañas, que contengan llamados expresos al voto en contra o a favor de una candidatura o un partido, o expresiones solicitando cualquier tipo de apoyo para contender en el proceso electoral por alguna candidatura o para un partido”.

En el Artículo 242 de la legislación electoral, se precisa que las actividades válidas sólo para el desarrollo de las campañas electorales son: “reuniones públicas, asambleas, y en general aquellos en que los candidatos o voceros de los partidos políticos se dirigen al electorado para promover sus candidaturas”, pero nunca pueden hacer un llamado claro y directo al voto y lo mismo sucede con la propaganda electoral; sus mensajes deben ser de carácter genérico.

Los candidatos podrán conceder entrevistas a los medios, pero no podrán llamar a votar, aunque sí pueden realizar comentarios sobre la situación nacional o local.

Es importante que los ciudadanos conozcan qué sí y qué no pueden hacer los candidatos, pues tener un proceso electoral que respete la equidad y sancione a aquél que no cumpla con las reglas, hará que juntos fortalezcamos nuestra democracia y seamos corresponsables de tener un proceso electoral incuestionable.