×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Handicap Presidencial
Coces y mordidas, y todos contra todos
Alejo Garmendia
~
09 de Marzo del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Archivo / Será el Hándicap más rudo de los tiempos modernos del Hipódromo Nacional.

Qué caballo tan violento,

nomás alas le faltaron

pa’ volar por ese viento

 

Tener a ejemplares de carreras ociosos lo único que provoca son pleitos entre los caballos. Y eso es lo que estamos viendo en el Hipódromo Nacional. Los caballos se han dado con todo.

The Ambitious Blue, el más golpeado, trae dos mordiscones en la crin, dos coces en las costillas y una lastimadura en el corvejón delantero derecho y muchos cuartazos marcados en las enancas.

Only Citizen se duele de dos coces en un pata, una raspadura en el encuentro, de algún mordisco le arrancaron el copete y con los nervios se le ha marcado más lo apaloose.

El único que se mantiene entero es Pejevich. Trota lentamente, voltea para todos los lados, se luce con los espectadores como si la carrera no le importara y la realidad es que el caballo se está administrando. Es el más viejo de los tres que ya están en la pista y necesita guardar energías para que, otra vez, no se desplome en la recta final como le ha pasado en los dos últimos Hándicap. Las únicas lastimaduras son las clásicas de los caballos viejos, pelo opaco, crin escasa, movimientos y reacciones lentos.

Todo lo que vemos ahora nos hace pensar que será el Hándicap más rudo de los tiempos modernos del Hipódromo Nacional.

Veremos coces y mordiscos como nunca porque los caballos que están en la pista son muy agresivos.

The Ambitious Blue es tan bravo que ya se lanzó contra el mismísimo y toda su trayectoria lo pinta como un ejemplar que primero muerde o cocea y luego olfatea para ver si es amigo o enemigo lo que tiene enfrente. Hasta ahora lo único que le ha dejado son muchos malquerientes que recuerdan alguna “gracia” que les hizo el ejemplar albiceleste.

Only Citizen, que se ve tan tranquilo también es agresivo, aunque cocea y muerde con más técnica. En la cuadra Tricolor insisten en que el caballo saque toda su agresividad porque a los aficionados les gustan los caballos de sangre caliente y por lo menos los aficionados tricolores, quieren ver a Only Citizen muy agresivo y que no deje de responder ninguna agresión.

Pero sin duda el caballo más mañoso y bravo que ha pisado las pistas del Hipódromo Nacional es Pejevich. No por nada tiene ya 18 años en las pistas y aunque no ha ganado ninguna carrera, ha salido entero y sus coces y mordiscos son demoledores y temidos en todo el Hipódromo.

Este ambiente tan agresivo en la pista no agrada a los espectadores. Quieren ver caballos con gran firmeza de galope, pero con técnicas novedosas que permitan evaluarlos mejor. Verlos galopar y trotar en forma novedosa; oírlos relinchar con alegría y verlos en la pista con todo su potencial sin agredir a nadie.

La otra polvareda que se observa en la pista son la que levantan las empresas que miden las apuestas que hay en favor de cada caballo. Eso se ha convertido en un desorden. Hay empresas que nadie conoce y hay otras demasiado conocidas por sus fallos.

Y otra vez vemos mediciones que ponen a Only Citizen en punta, que se ven claramente manipuladas; otras, pretenden que The Ambitious Blue se está quedando atrás.

Todo parece indicar que los caballos se mantienen como salieron para las pre carreras: Pejevich va a la cabeza; The Ambitious Blue le sigue unos cuerpos atrás y en la cola va Only Citizen, unos 20 cuerpos atrás del líder.

Y esa es la colocación correcta…por el momento.

Hasta el próximo viernes.