×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Feria de Jerez 2018
La Botica del Café es toda una tradición en Jerez
José Manuel Pereyra Berumen
~
30 de Marzo del 2018 15:44 hrs
×


Compartir



Liga Corta




José Manuel Pereyra Berumen / Carolina Garcia Lopez y Ernesto Garcia Acuña.
José Manuel Pereyra Berumen / En La Botica del Café cada taza y platillo son preparados y servidos con amor.
José Manuel Pereyra Berumen / En La Botica del Café cada taza y platillo son preparados y servidos con amor.
José Manuel Pereyra Berumen / En La Botica del Café cada taza y platillo son preparados y servidos con amor.
José Manuel Pereyra Berumen / En La Botica del Café cada taza y platillo son preparados y servidos con amor.
José Manuel Pereyra Berumen / En La Botica del Café cada taza y platillo son preparados y servidos con amor.
José Manuel Pereyra Berumen / En La Botica del Café cada taza y platillo son preparados y servidos con amor.
José Manuel Pereyra Berumen / En La Botica del Café cada taza y platillo son preparados y servidos con amor.
José Manuel Pereyra Berumen / En La Botica del Café cada taza y platillo son preparados y servidos con amor.
José Manuel Pereyra Berumen / Anahí Venegas Dias y Carlos Sosa Flores
José Manuel Pereyra Berumen / En La Botica del Café cada taza y platillo son preparados y servidos con amor.

La Botica del Café nació en Jerez hace dos años y cinco meses con el objetivo de apoyar la biosfera Triunfo en Chiapas, la cual abarca 119 hectáreas de bosque de niebla, donde hay una reserva que tiene flora y fauna en peligro de extinción.

Alrededor de esta biosfera llamada zona de amortiguamiento se produce el  café estrictamente orgánico, ya que la cereza del café es el nutriente del alimento de muchos pájaros,  y no pueden utilizar ningún pesticida.

Los socios de las cooperativas campesinas de la Sierra Madre en Chiapas se han encargado de cultivar un café de sombra amigable con las aves y el medio ambiente.

La Botica del Café sirve dos tipos de café, uno que es de apoyo social y ambiental que es el de cesmach proveniente de los campos ecológicos de la Sierra Madre de Chiapas y el café de especialidad que proviene de microclimas.

Erika y Dulce González Ramírez decidieron crear experiencias y memorias sensoriales que a través de botica del café comparten y exponen el respeto al valor de la trazabilidad de esta bebida y al milagro de una buena taza de café mexicana.

Al llegar al lugar te encontrarás con expertas que te atenderán de una manera personalizada y te hablarán desde los caficultores o productores hasta los procesos o métodos de extracción, inician al llevar el grano hasta la mesa para poder olerlos, después explican su composición para que luego se enligue un grano o haces tu propia mezcla.

Después se da paso a la extracción y cuentan con varios métodos por ejemplo el sifón francés el cual es al vacío y con vapor, lleno de matices, también está el chemex el cual es por medio de goteo resaltando el dulzor y acidez,  por otra parte está la torre fría el cual se da por goteo como su nombre lo dice en frío y el Aeropress  se da con presión de aire para extraer el sabor, entre otros.

Pero eso no es todo, ya que también tienen emulsiones dulces, las cuales se manejan con cacao al 100, 70 ó 50 por ciento.

También tiene raíces y semillas como el taro que es un tubérculo, coco y matcha a base de té verde y chais de vainilla.

Prácticamente  en botica encontrarás todo un mundo de olores y sabores los  cuales podrás poner a prueba tus sentidos.

Además de crear experiencias y sensaciones únicas con el  llamado grano de oro,  dan a conocer este lugar maravilloso de México por que  lamentablemente lo conocen más turistas extranjeros pero no mexicanos.

En Botica del Café le dan la importancia y valor a esta bebida para darle honor a toda esa persona que trabajan para su realización.