×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Fingen ser choferes de Uber; la empresa acepta vulnerabilidad
Excélsior
~
11 de Abril del 2018 10:11 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / La plataforma anunció medidas de seguridad.

CIUDAD DE MÉXICO.- El caso de la joven española asaltada por un chofer que había robado la cuenta de un socio de Uber no es un caso único.

Ayer la empresa confirmó que en México han existido casos en donde personas se hacen pasar por socios-conductores con la intención de cometer ilícitos. Aunque la empresa rechazó especificar cuántos y en qué ciudades.

“Ha sido un absoluto mínimo el tipo de incidencias que hemos visto, sin embargo, lo que queremos hacer es reducir al máximo posible, que no haya ese tipo de incidentes y transmitir esa confianza a la gente”, dijo Federico Ranero, director de Uber México.

Agregó que para ello han realizado acciones para tratar de evitar el “robo de cuenta”.

La primera, implementada desde diciembre de 2017, es el bloqueo para que los socios-conductores no puedan cambiar su foto de perfil.

La segunda acción, recién puesta en marcha este año, es la toma de una selfie.

“En este 2018 implementamos una nueva función de verificación en tiempo real para socios-conductores a través de una selfie para validar su identidad y así verificar que ésta coincida con la foto registrada en Uber”, explicó.

El pasado 23 de marzo una joven española fue asaltada en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, luego de tomar una unidad Uber en el aeropuerto de la Ciudad de México.

El proceso está abierto, pero el chofer detenido por policías ministeriales tiene el nombre de José Antonio, sin embargo, el conductor registrado en la plataforma de Uber es Víctor Israel.

La Policía de Nezahualcóyotl señaló que se trató de un “robo de cuenta”. Es decir, se robaron o alteraron la cuenta de acceso del conductor en la plataforma de la empresa de autos de alquiler por aplicación.

Respuesta a la inseguridad

Uber México presentó ayer las recientes acciones que ha emprendido para tratar de garantizar la seguridad de sus usuarios.

Se trata de nuevas herramientas, como un chat interno dentro de la aplicación para comunicación entre usuarios y conductores.

Obligar a los conductores a presentar exámenes sicométricos de manera presencial.

Compartir el viaje en tiempo real. Exigir datos nuevos en el perfil del socio-conductor como número de viajes realizados, tiempo utilizando la aplicación y reconocimientos dados por usuarios. Éstos se suman al nombre, foto, calificación y datos del auto.

También invirtió en tecnología de telemática para medir patrones de conducción con variables como acelerado, frenado y cumplimiento de la ruta a seguir.

Además, verifica la identidad a través de Facebook a los usuarios que sólo pagan en efectivo para que los conductores tengan mayor certidumbre de quién se sube a su auto.

Aplicación presencial de exámenes sicométricos, verificación de aspirantes a socios en más de 500 bases de datos federales y estatales.

Desarrollaron un algoritmo dinámico para detectar solicitudes de viajes riesgosos y bloquearlos al instante.

Contrataron seguros para todos los viajes realizados en la aplicación y mantienen una relación directa con procuradurías y fiscalías locales.

Consiguieron consultores expertos en seguridad y lanzaron una campaña de difusión.

Tras cuatro años de operación

Todas estas acciones apenas se implementaron entre 2017 y 2018.

Uber México inició operaciones en 2013, es decir, la empresa tardó cuatro años en comenzar a endurecer sus filtros de seguridad.

Sus propias estadísticas indican que gracias al fortalecimiento de sus filtros han sido más eficientes en la selección de aspirantes.

“Durante 2017 más de 40 mil personas en México no pasaron por los filtros para convertirse en socios conductores, esto implica cerca del 10 por ciento de tasa de rechazo por no pasar alguno de los tres filtros de seguridad que les mencioné previamente.

“Durante 2016, la tasa de rechazo fue de 5.19 por ciento, eso significa que en 2017 rechazamos a más conductores que el año anterior, esto debido al incremento de nuestros filtros de confianza”, dijo Lauren Burdick, directora de los Centros de Activación y Atención de Socios Conductores.

En 2017 y 2018 invirtieron unos 6 mil 850 millones de pesos, la mayoría en acciones de seguridad.

Actualmente, ya tienen 250 mil socios-conductores y 8 millones de usuarios en México.

Y han realizado unos mil millones de viajes en América latina.