×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Celebran a la Santa Cruz
Alejandro Castañeda
~
03 de Mayo del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Alejandro Castañeda / Los trabajadores de la construcción están de fiesta.
Alejandro Castañeda / “La albañilería es como cualquier profesión, aunque no tengamos escuela, pero con la práctica se forma más que con la teoría”.
Alejandro Castañeda / “La albañilería es como cualquier profesión, aunque no tengamos escuela, pero con la práctica se forma más que con la teoría”.
Alejandro Castañeda / “La albañilería es como cualquier profesión, aunque no tengamos escuela, pero con la práctica se forma más que con la teoría”.

Don José Gaitán  lleva 40 años como albañil,  un día decidió tomar el pico, la pala y la cuchara para dejar la escuela, la necesidad lo llevó a la construcción, pero hoy ha sacado a su familia adelante por lo que dará gracias a la Santa Cruz.

Imagen platicó con él y recordó que fue cuando salió de la primaria e inicio a trabajar como peón, los tropiezos y enseñanzas de sus “maistros” lo formaron, para con el tiempo convertirse en uno de ellos.

“Comencé como todos, de chalán, y después de maistro para ya agarrar mis propios trabajos”, comentó.

Dijo que al inicio fue complicado porque  el trabajo se le hacía muy pesado, pero la necesidad lo hizo aguantar y perseverar.

“La albañilería es como cualquier profesión, aunque no tengamos escuela, pero con la práctica se forma más que con la teoría”, aseguró.

Don José también se ha encontrado con diversas emociones, por un lado la satisfacción de terminar una gran obra, y por el otro las tragedias en el trabajo.

Recordó que ha visto como algunos ayudantes han perdido la vida por la falta de experiencia o por no seguir las ordenes que se les dan, lo que ha traído penas para las cuadrillas.

Sin embargo, cada día se levanta con la fiel convicción de hacer un buen trabajo, porque para él así es como el maistro se recomienda.

“Hay nuevos que tienen verbo para hacerse de trabajo, pero a uno los patrones ya lo conocen y saben que el trabajo habla por uno, por eso no nos falta”, afirmó.

Como es una tradición entre los albañiles, Don José también es devoto de la Santa Cruz, por lo que cada 3 de mayo trata de organizar  una pequeña misa con rezos, una comida y unas cervecitas para la cuadrilla.

“Siempre tratamos de poner una comidita, si el patrón no jala, pues nos cooperamos, pero siempre tratamos de agradecer y festejar”, expresó con alegría.

Este año no será la excepción por lo que desde el lunes mandaron a hacer una cruz, por la mañana iran a misa a bendecirla para después comer en la obra.

Don José dijo sentirse fuerte para seguir trabajando más tiempo y seguir con la satisfacción de ser un buen albañil.