×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Historias humanas
Arturo Rivera, un artista nato
David Castañeda
~
03 de Mayo del 2018 11:29 hrs
×


Compartir



Liga Corta




David Castañeda / Estudió en la escuela de música y es técnico instrumentista.
David Castañeda / Se dedica a trabajar y a cuidar de su hija y sus dos mascotas.
David Castañeda / Es camillero en el ISSSTE.

ZACATECAS.- Multifacético y talentoso en todo lo que hace, Arturo Rivera Ortiz encontró que la fórmula de hacer las cosas es hacerlas con el corazón.

Músico, artista plástico y camillero, Arturo ha sabido mezclar el amor y pasión por sus cosas, y el resultado siempre ha sido positivo.

A sus 57 años, lleva más de la mitad de su vida siendo parte de un grupo de jazz de nombre Arista 5, y tiene un talento como artista plástico de forma nata.

Autodidacta en sus actividades, descubrió desde la primaria el talento que tenía para dibujar y pintar, en esa etapa participó en un concurso de dibujo y lo ganó.

A partir de ahí vio que el arte era algo muy fácil para él y actualmente lo usa para desestresarse y hasta para mantenerse económicamente.

Irónicamente en la secundaria se inscribió al taller de dibujo industrial, pero nunca entraba a clases y tuvo que ser con un examen extraordinario que acreditó esa materia.

Durante la etapa de la secundaria, sus hermanos recibían clases de guitarra en su casa, y él ponía atención y cuando los maestros se iban, él bajaba corriendo a practicar las clases que solo observaba.

Al salir de la secundaria se metió a estudiar en la escuela de música y salió como técnico instrumentista.

Con el talento corriendo en sus venas, recordó que al concluir su carretera, de inmediato comenzó a tocar en grupos versátiles. Comenzó su carrera en 1985 en la agrupación Solares.

Duro seis años en ese proyecto como guitarrista y en 1989 fue invitado por la banda de jazz Arista 5 a tocar el bajo y hasta la fecha es parte vital de la banda.

Con Arista 5 tiene grabados ya más de 10 discos y han tenido participaciones en estados como Sonora y en el estado de Zacatecas, siendo el Festival Cultural de la capital su evento por excelencia cada año.

Por otro lado, su carrera en el dibujo y la pintura siempre ha sido una parte más íntima de Arturo, que si bien es alguien con mucho talento nato, esta parte apenas comenzó a mostrarla a la gente y actualmente tiene más de 20 obras en un bar del centro de la ciudad.

Para complementar su vida y seguir cosechando buenas cosas a raíz de su buena vibra, Arturo mezcla su vida artística ayudando al prójimo en su empleo como camillero en el hospital del ISSSTE.

Este trabajo ya tiene realizándolo desde hace casi una década luego de que su esposa murió tras librar una lucha con el cáncer durante seis años. Su esposa era trabajadora por lo que se le dio esa base.

Arturo anduvo de un lado a otro en busca de empleos que le permitieran mantener a su familia, y fue hasta que quedó en ese puesto que logró la estabilidad.

Cabe mencionar que ante ninguna adversidad dejó de lado el arte y las ganas de ayudar al prójimo, razones por las cuales siempre ha encontrado la paz, armonía y éxito necesarios para una vida plena.

Actualmente cuida de su hija Karen y sus dos mascotas que complementan su vida.