×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Mina San Martín abrirá en 18 meses; la están equipando
Alejandro Castañeda
~
09 de Mayo del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Alejandro Castañeda / Ignacio Castrejón. alcalde de Sombrerete

SOMBRERETE.- La reapertura de la Mina de San Martín operada por Grupo México podría demorarse hasta un año y medio porque la maquinaria de hace 10 años es obsoleta, aseguró Ignacio Castrejón.

El presidente municipal de Sombrerete dijo que el ambiente entre los pobladores es de júbilo, ya que se abrirán  mil 200 fuentes de empleo, pero el equipamiento se demoraría 18 meses.

“Para el equipamiento tienen estimado tarde más de un año y medio y el trabajo de mil 200 personas solo en reconstrucción”, puntualizó.

Precisó que la maquinaria y el cableado eléctrico ya están obsoletos y necesita de una gran inversión.

“No se sabe cuánto se tendrá que invertir pero lo que sí se sabe es que se tiene que hacer una planta como si fuera nueva”, afirmó.

Dijo que se tiene estimado que solo el 20% del equipo que tiene actualmente la mina sería el que se podría reutilizar.

Aseguró que el municipio le ha dado seguimiento a la reapertura después del 28 de febrero, fecha en la que se realizó el recuento.

El alcalde dijo que en pláticas con representantes de Grupo México le han comunicado que esperan los documentos legales para comenzar operaciones.

“Hay una impugnación de otro sindicato donde Jesús Jiménez se ha quejado que no participó en el recuento, pero fue porque llegó tarde”, afirmó.

Señaló que esta persona puso una demanda a Grupo México y hasta a la presidencia porque no se le dejó entrar al recuento.

“Trabajamos con las instancias de economía y desarrollo económico, además de la Secretaría de Gobierno para que se dé la reapertura”, aseveró.

De igual forma aseguró que alrededor de 200 trabajadores se han ido a capacitaciones a otras minas para que estén listos para la implementación de los equipos nuevos de minería.

Reiteró que la gente de San Martín y las comunidades aledañas están a la espera de que vuelvan las fuentes de trabajo para no irse a trabajar a otras minas.

“Después de pasar 10 años de huelga, ahora los habitantes lo ven con esperanza de que se abra pronto, pero es un proceso que va a llevar tiempo”, apuntó.

Dijo que antes del cierre había 700 empleados directos más mil 200 cargos por medio de contratistas y proveedores indirectos.