×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Revive en el Mundial Colombia tras goleada 3-0 a Polonia
Agencias
~
24 de Junio del 2018 15:17 hrs
×


Compartir



Liga Corta




AFP / Los cafeteros siguen con vida en el Mundial tras golear por 3-0 a los polacos.

RUSIA.- Pasar la página del desconocido Colombia del debut en Saransk requería un golpe de autoridad así como el que dio Colombia en Kazán, con tres golazos, talento puro, inspiración y valentía, más que nada eso para ponerle el pecho a la adversidad y gritarle a Rusia y al mundo: ¡Aquí estamos!

Tres asistencias de james, el primer gol de Falcao en una Copa del Mundo, una joya de Cuadrado y un partido de otra galaxia de Barrios, Mina, Ospina, Quintero, Uribe… Un partido sin fisuras, la noche redonda que se debía una Colombia que pasó del susto a la euforia con un concierto de fútbol.

¡Vamos! Se decía James en el calentamiento… Y corría a animarse con Falcao. Y se presentía que ese calor intenso que persistía, aunque ya eran las 10 de la noche, abrazaría a los del trópico. Era nuestra noche-.

Y así avanzaba Colombia, matando el susto de los primeros minutos, en un par de aproximaciones polacas, y controlando la pelota, poniendo sus condiciones sobre el juego, jugando a lo que hace tiempo había sacrificado: al fútbol.

Golpe iba, golpe venía contra Lewandowski, que pasaba en el carrusel de Dávinson y Mina y Aguilar, hasta la salida de este último por lesión. Manos a la cabeza. Pero no hubo tiempo de sentir la jaqueca porque entró Uribe enchufado, conocedor del puesto, y porque Barrios se multiplicaba y se jugaba un PARTIDAZO.

Ganaba Pékerman con la apuesta de Quintero y James juntos porque se buscaban, se encontraban, como en la acción del minuto 20, cuando antes que mirar a Mojica se decidió por el 10. Como cada vez que el de River agarró la pelota.

Y Colombia con ella desarmó al rival y así, necesariamente, tenía que llegar el gol, que cayó al minuto 39: en un cobro cortito que pidió Cuadrado –de apoteósico primer tiempo-, pase a James y centro, majestuoso como todos los suyos, directo a la cabeza de Mina. Era el equipo que proponía, era el gol que se merecía.

Y la tribuna rugía: ¡El Tigre Falcaooooo! Y siempre en el primer tiempo recibió de espaldas el goleador, no parecía sencillo el gol. Porque nada lo es hasta que aparece la zurda de James: Minuto 69, recuperación en campo propio, levanta la cara al 10 y apunta a la pelota, pase directo, preciso, impecable al Tigre y Gol. ¿Qué gol! ¡GOLAZOOOO!!!!

Una le quedó al samario y entró porque así es él, porque eso lo convierte en el Tigre ue el mundo ha vuelto a temer. Se quería caer el estadio, de verdad.

Y ya era euforia lo que en Saransk era un suplicio y éramos todos un solo abrazo en la tribuna y la noche era de un amarillo profundo, inmenso, feliz.

Pero aún faltaba Cuadrado, que jugaba un partido sencillamente descomunal, y que merecía, como todos, una fiesta personal. ¿Adivinen quién? Con Polonia volcado al ataque, el genio de frotó la lámpara al 74: pase de James a lo profundo del campo rival y allá corrió el de Necoclí para definir con sutileza, de frente al arquero Szczesny.

Asustó Ospina al menos tres veces con aparentes problemas físicos pero apareció cuando era: Lewandowski, al 58, recibió un pase largo al que no llegó Mina y se jugó la vida el portero para salirle con todo el cuerpo a cortarle el ángulo. ¡Milagro! Y en el cierre,d e nuevo Lewandowski le envió un misil que despejó el portero arriba. No falla él, no hay de qué preocuparse.

*Con información de Futbolred