×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Historias humanas
El Gato Baltazar, todo un peleador de MMA
David Castañeda
~
11 de Julio del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




David Castañeda / Abrió su academia en donde entrena a chavos de todas las edades.
David Castañeda / Con mucha disciplina y esfuerzo ha conseguido el éxito.
David Castañeda / Su academia está en Tres Cruces.
David Castañeda / Ha peleado en varias ciudades del país.
David Castañeda / Diego comenzó practicando Jiujitsu y después se pasó a las artes marciales.

ZACATECAS.- Sin duda alguna, los golpes en la vida duelen, sin embargo, para algunos, éstos se convierten en una forma de vivir y se disfrutan como es el caso de Diego El Gato Baltazar, quien descubrió su pasión en las luchas de Artes Marciales Mixtas.

A sus 26 años ya es un profesional y pasa de 4 a 7 horas al día entrenando.

En su adolescencia se dedicaba a patinar y a tocar la batería, pero al llegar a los 20 ue a un gimnasio para hacer pesas simplemente por curiosidad, dijo el gladiador.

Fue en ese momento, que en el gimnasio al que acudió vio a unos jóvenes practicando Jiujitsu y dejó de lado todo lo demás para iniciarse en esa disciplina con su maestro el Teco Quiñones.

Sin tener noción de ningún arte marcial comenzó a entrenar Artes Marciales Mixtas y a los 3 meses tuvo su primera pelea en un torneo estatal y lo ganó.

Siempre con el apoyo de su familia, luego de un año de entrenar, debutó en Aguascalientes en una liga profesional; su hermana le dijo que eso sería su debut y despedida, equivocándose en lo último de la frase.

Sin duda alguna sí fue un debut para El Gato Baltazar y a partir de ese instante enfocó toda su vida en entrenar duro y en tan solo 6 años ha crecido a tal grado que ya se encuentra en los rankings de plataformas  internacionales como Sherdog, como el 70 a nivel Latinoamérica.

Este lugar lo ha conseguido tras triunfar en al menos 9 peleas profesionales de 14 en las que ha participado.

Su éxito subió como espuma y en el año de su debut ganó 5 peleas.

Su carrera estuvo invicta hasta que en Monterrey, en su octava pelea, fue derrotado.
Esto lo motivó más y siguió cosechando más triunfos.

Al grado de que cuando llegó la etapa de elegir entrar a una carrera profesional, El Gato Baltazar eligió los gimnasios y las peleas, y usó el dinero de inscripción de la universidad para pagar varios meses de gimnasio y poder seguir entrenando.

Luego de unos años, junto con su maestro y manager inició un proyecto de una academia llamada Delincuentes MMA, ubicada en Tres Cruces, en donde actualmente entrenan varios peleadores profesionales, algunos de ellos campeones de torneos importantes, pero hay más alumnos de todos los niveles y edades.

Mencionó que en su preparación siempre libra tres batallas antes de la pelea, la batalla física que es la más fácil que es soportar los golpes, la mental que consideró más compleja y a veces frena en el momento, y la de la dieta, que a su consideración es la más difícil ya que implica entrenar mucho y comer poco.

Dijo que seguirá peleando hasta llegar a las ligas internacionales, y que actualmente se siente bendecido de poder entrenar tanto a profesionales, como a un par de personas muy importantes en su vida su mamá y su hermana, quien desde hace un par de meses forman parte de su academia.