×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Historia documental de Zacatecas
Se dan a conocer normas para terminar con la moda religiosa
Redacción
~
17 de Julio del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / La vestimenta de los sacerdotes los distingue como dirigentes de la Iglesia Católica.
Cortesía / Cada color tiene un significado, pueden variar por fecha u ocasión.

El significado de moda puede definirse como; un mecanismo que regula la elección de las personas ya que por una especie de presión social se indica que se debe consumir, utilizar o hacer.

La moda se convierte en un hábito repetitivo que identifica a un sujeto o a un grupo de individuos. También se dice ser una costumbre que se sigue de maneras pasajera.

Cuando se habla de moda, la mayoría de las veces se relaciona con el género femenino y casi siempre se piensa en los simples mortales, quienes son presa fácil para los diseñadores extravagantes y originales de la moda textil. Pero no es así, ya que ésta ha llegado a acaparar hasta las altas esferas de los cultos religiosos.

Desde la antigüedad la moda se ha visto influenciada por el, la religión es una inspiración que sigue presente en la moda no solo en las sotanas o hábitos de la vestimenta de sacerdotes y monjas religiosas católicos, o en las túnicas árabes, sino que también en la elaboración de orfebrería religiosa en diferentes materiales, como las ánforas, floreros, jarras, conchas, anillo, collares, cinturones, etc. 

En el acervo del archivo encontramos un manuscrito que describe que en el año de 1861 la ley prohibió salir por la calle postrando y luciendo esos raros modelitos que además de extravagantes resultaban exagerados y atractivos para los amantes de lo ajeno.

Siendo un deber del gobierno procurar el completo desarrollo de los principios conquistados por el pueblo mexicano, en la heroica lucha que por tres años ha sostenido contra los enemigos de su libertad, y considerando que decretada la libertad religiosa, no debe permitirse acto alguno que le sea contrario y pueda turbar la tranquilidad pública.

Dando origen a deserciones más o menos funestas entre los diversos corifeos de las sectas que se establezcan en la República, conforme a los derechos concedidos a sus habitantes y teniendo presentes las costumbres de los países civilizados que han puesto en práctica la tolerancia religiosa, este gobierno cree debe prohibirse a los ministros de todos los cultos, el uso de traje particular que distinguiéndolos entre sí, y respecto de los demás ciudadanos, les concede cierto distintivo, haciéndolos acreedores de sus sectarios a ciertas consideraciones, que siendo muchas veces seguidas, apremiantes por los fanáticos, a individuos de distintas creencia y que no se hallan en la obligación de prestarlas, podrían dar origen a reyertas que deberían de redimirse y castigarse por la autoridad competente, si de ellos resultaba el orden público. 

En tal virtud, el gobierno ha acordado someter a la deliberación de la H. Legislatura la siguiente proposición: Se prohíbe a los ministros de todos los cultos, vestido determinado y en cualquiera otro distintivo de su ministerio. 
Si ella fuere de la aprobación del ilustre honorabilidad, este gobierno se promete sea elevada al rango de ley. Protesto a usted, la seguridad de mi atenta y distinguida consideración. Dios Ley y Reforma.