×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Se busca que la migración sea legal y ordenada: cónsul
Isabel Medellín
~
17 de Julio del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Alejandro Román / Lo más bonito de su trabajo como cónsul fue conocer el territorio mexicano por carretera.

El cónsul general de los Estados Unidos en Monterrey se despide de la región norte de México luego de tres años de luchar por ampliar las relaciones entre el vecino país del norte y México se fortalezcan.

Aunque está a menos de un mes de dejar las funciones, Timothy Zúñiga-Brown es un hombre que confía en el poder del diálogo y en que luchar por la migración segura, legal y ordenada trae más beneficios para todos. 

“El consulado de Monterrey este año acaba de cumplir 120 años”, lo que implica la mitad de la vida de Estados Unidos como República; por ello, con orgullo resalta que el consulado en Nuevo León es la oficina diplomática que más visas de trabajo entrega en todo el mundo. 

Es halagador, puntualiza, el trato que las autoridades de los cinco estados que atiende el consulado le dieron durante el tiempo que estuvo como representante del gobierno estadounidense.

En Zacatecas, remarca, el consulado trabajó de la mano con el gobierno para acercarse a niños estadounidenses que estaban viviendo en el territorio y a quienes les otorgaron documentos de identidad.

 

Migración ilegal

La migración ilegal es lo que incomoda, refiere ante la cantidad inimaginable de personas que buscan entrar a Estados Unidos. China e India, aclara, son los países de donde más migrantes buscan entrar sin visa. México es el tercer lugar.

En sus frecuentes visitas por las casas de migrantes, el Cónsul hablaba de manera cercana con quienes buscaban una oportunidad para cruzar la frontera de manera ilegal; trataba de disuadirlos, de convencerlos de que mejor se acercaran a cualquier consulado y tramitaran su visa.

“El problema son los migrantes que nunca llegan. El problema son los que llegan, pero rotos por lo que esa gente (los polleros) le hacen a gente inocente que simplemente va buscando una mejor vida. Preferible hacerlo seguro, legal y ordenado”.

En Zacatecas, dice, hay comunidades en las que, desde hace años, abuelo, padre e hijo se han acercado a ellos para solicitar visas de trabajo; esas solicitudes las procesan rápidamente gracias a los antecedentes de los casos familiares, y así logran trabajar de manera legal en Estados Unidos por varias temporadas.

 

Sueño Mexicano

Ante las historias de éxito y fracaso de quienes han migrado por alcanzar el Sueño Americano, el aún cónsul recomienda con confianza, tener un sueño propio: convertirlo en el Sueño Mexicano para que nadie se tenga que desplazarse por buscar algo mejor para su familia.

Proveniente de una familia migrante, con sangre irlandesa y costarricense en las venas, y con una infancia vivida en Yucatán, reconoce lo generoso que Estados Unidos puede ser con quien proviene de otro país pues al año otorga a más de 1 millón de personas el trato de ciudadano, cifra que no alcanza ningún otro país: “Somos un país que queremos a los migrantes. Por eso, por favor: vayan de la manera correcta.”

Lo más bonito de su trabajo como cónsul fue conocer el territorio mexicano por carretera: “Implica conocer a personas, su gastronomía, llegar a lugares que no están en la ruta turística y que si vuelas de un lugar a otro no los ves”.

En este tiempo lo que más triste que vio fue la violencia, pero de ello destaca la creación de la Fuerza Civil por parte del  estado mexicano, con lo que logró controlarse este fenómeno en trabajo conjunto del gobierno y la sociedad.