×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



La Era Trump
Trump pide fin de investigación sobre injerencia rusa en elecciones de 2016
AFP
~
01 de Agosto del 2018 16:53 hrs
×


Compartir



Liga Corta




AFP / Esta combinación de fotos creada el 1 de agosto de 2018 muestra el presidente estadounidense Donald Trump (izq) y al fiscal general Jeff Sessions (der).
AFP / El fiscal especial Robert Mueller el 19 de junio de 2013 en Washington DC.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió públicamente este miércoles el fin de la investigación que un Fiscal Especial conduce sobre la alegada injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, en un gesto que según la Casa Blanca no constituye una orden sino una "opinión".

"Es una situación terrible y el Fiscal General Jeff Sessions debería interrumpir esta cacería de brujas ahora mismo, antes que manche aún más a nuestro país", expresó Trump en Twitter, en referencia a la investigación que conduce el fiscal especial Robert Mueller.

Esta investigación busca determinar el alcance de la injerencia rusa en las elecciones de 2016 y -el aspecto más difícil para la Casa Blanca- si existió algún tipo de colusión entre funcionarios rusos y el comité de campaña de Trump.

Sin embargo, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró que el mensaje del presidente no es una "orden" sino que apenas expresó su "opinión".

"No es una orden. Es la opinión del presidente", justificó Sanders en conferencia de prensa, para añadir que Trump efectivamente espera ver que esa investigación "llegue al fin".

En una secuencia de mensajes, Trump atacó a Sessions, a Mueller, a sus agentes que forman el equipo investigador y también el proceso judicial contra el abogado Paul Manafort, quien en 2016 condujo brevemente su campaña electoral y ahora está acusado por fraude fiscal y bancario.

"La colusión de Rusia con la campaña de Trump, una de las más exitosas de la historia, es un EMBUSTE", aseguró el mandatario en su cuenta de Twitter.

Sessions bajo presión

En su serie de mensajes Trump alegó que un informe que supuestamente establece la relación entre Trump y Rusia fue pagado por el opositor partido Demócrata "y fue usado para comenzar esta Cacería de Brujas. ¡Es una vergüenza!"

El propio Sessions se había excusado de conducir esa investigación, en su carácter de Fiscal General, porque también mantuvo contactos no autorizados con funcionarios rusos después de las elecciones y antes de asumir el nuevo gobierno.

Esa recusación de Sessions provocó la ira de Trump y también motivó la nominación de Mueller como Fiscal Especial al frente del caso.

Trump ya había presionado a Sessions por haberse recusado de controlar la investigación sobre el alegado papel de Rusia en las elecciones, pero el mensaje de este miércoles sugiere la intervención directa del Fiscal para el despido de Mueller.

En sus mensajes de esta jornada, Trump recordó el caso de un agente del FBI y miembro del equipo investigador de Mueller que había enviado un mensaje a su novia durante las elecciones afirmando que impedirían el triunfo del millonario empresario.

Para la Casa Blanca, el caso de ese agente confirma que la investigación de Mueller no pasa de ser una "cacería de brujas".

El lunes, el mandatario había sugerido en la red Twitter que el propio Mueller debía retirarse de la investigación a raíz de "conflicto de intereses".

Agentes "furiosos"

Además, Trump sostiene que el equipo de investigadores está repleto de agentes del FBI "furiosos" por la derrota de la candidata del partido Demócrata, Hillary Clinton.

Este miércoles, Trump reafirmó que Mueller tiene "un enorme conflicto y los 17 furiosos demócratas que están haciendo su trabajo sucio son una vergüenza para Estados Unidos".

La alegada injerencia rusa en las elecciones de 2016 se metió en la agenda del encuentro que Trump mantuvo con Vladimir Putin hace tres semanas.

Putin, dijo Trump, le aseguró "que no es Rusia. Diré lo siguiente: No veo ninguna razón para que lo fuera".

Más tarde, Trump dio marcha atrás y afirmó que en realidad quiso decir que no había razón para que NO fuera Rusia la responsable por la injerencia.

La diatriba de Trump de esta jornada ocurre un día después que el abogado Paul Manafort, quien se desempeñó brevemente como jefe de su campaña en 2016, fuera acusado formalmente en los tribunales por fraude bancario y fiscal.

Manafort es acusado de haber escondido millonarios ingresos como resultado de su actuación como representante en Washington de los intereses del gobierno pro-ruso de Ucrania.

De acuerdo con Trump, Manafort ya había trabajado con poderosos dirigentes del partido Republicano, como el expresidente Ronald Reagan y el exaspirante Bob Dole.

"Ha trabajado para mí por poco tiempo. ¿Por qué nadie del gobierno me dijo que estaba bajo investigación? Esos cargos no tienen nada que ver con colusión. Es todo UN TOTAL EMBUSTE", aseguró el mandatario.