×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Preparan a policías para manejar armas y salvar vidas
Alejandro Castañeda
~
25 de Agosto del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Flor Castañeda / Los cadetes son preparados para combatir situaciones hostiles en las calles.
Flor Castañeda / Los elementos en capacitación mejoraron la zona del Cerro San Simón.

ZACATECAS.- En el cerro San Simón se forma la siguiente generación de elementos de la Policía Estatal, quienes además de estar entrenados en tácticas de combate, son entrenados en la cercanía con la gente por medio del servicio y las acciones sociales.

Estos cadetes no solo reciben la instrucción de cómo utilizar las armas, sino que también cómo acercarse a la gente y ser un apoyo para la sociedad.   

El Cerro de San Simón ha sido recuperado por los cadetes del Instituto de Formación Profesional (IFP), quienes reciben entrenamiento y formación en la explanada que estaba abandonada.

Desde  temprana hora los cadetes realizan labores en el cerro, trotan y marchan como parte de su preparación que incluye servicio comunitario constante.

Los instructores comentaron a Imagen que esto a creado un lazo con la comunidad de San Simón más cercano, quienes agradecen el rescate del espacio.

Se logró hacer un convenio con el ayuntamiento de Guadalupe para la utilización del espacio que comparten con el Centro de Estudios Tecnológicos de Aguas Continentales (CETAC).

Los policías en capacitación son sacados de las instalaciones del IFP para que estén en contacto con la sociedad después de la formación teórica.

En total son cerca de 300 alumnos,  75 son los que reciben una rotación para realizar labores físicas, de servicio comunitario y marchar.

Desde plantar un árbol y quitar maleza hasta visitar a los niños con cáncer o Síndrome de Down, son parte de las acciones que realizan para tener una mayor sensibilidad y cercanía con la sociedad.

Estas actividades tienen como finalidad crear lazos de confianza con la ciudadanía, para que el policía rompa con los estigmas de su labor que siempre debe de estar de lado de la ciudadanía.

Los próximos policías estatales tienen entre 19 y 28 años de edad, son elementos que reciben una capacitación constante para crear una policía más cercana a la gente.

El comandante Marco Cervantes comentó que después de una formación previa como cadetes, sigue la iniciación como elementos.

Apuntó que las clases donde ven puntos operativos y de reacción, son los elementos que en la calle “les va a salvar la vida”.

Inician con el manejo de armas, de tácticas de avance, de cubrimiento, de intromisión, de desplazamiento y hasta de manejo de vehículos en situaciones de emergencia.

Los alumnos tienen la mirada constante de los instructores, quienes no dejan de darles las herramientas y de señalarles que es lo que están haciendo mal.

“En  la calle la situación es hostil, debemos aprender bien, sino nos puede costar la vida”, aseguró uno de los jóvenes en formación.

Para esta nueva generación es una convicción “estar de lado correcto”, combatiendo con las fuerzas del orden que en Zacatecas son la corporación de prevención y reacción.

Todos tienen en la mente la responsabilidad de su formación, más que estar por el dinero de llegar a superarse, es por servir, comentaron.

La disciplina es parte importante de la formación, los cadetes no pueden fumar en el instituto, tomar y menos consumir drogas, “deben predicar con el ejemplo”.

Todos los días practican, repiten los ejercicios una y otra vez, para al momento de estar frente a una situación real tener una reacción que donde salven vida y se mantengan con vida.

El comandante Cervantes aseguró que Zacatecas tiene uno de los más bajos índices de policías estatales muertos en acción por esta formación.

Desde el simple marchar, pasando por la teoría y hasta las detenciones y operativos, los cadetes en formación reciben la preparación certificada en uno de los cerros más emblemáticos de Guadalupe, el Cerro de San Simón.