×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Corren para rescatar a las mascotas de la calle
Víctor Castillo
~
27 de Agosto del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Flor Castañeda / Los corredores junto con sus perros.
Flor Castañeda / Viyú es un can que corrió pese a tener una pierna amputada.

Bajo la inspección del Centro de Atención Canina y Felina (CACF) de Zacatecas y la Asociación de Médicos Veterinarios y Pequeñas Especies, se realizó la tercera carrera 3-K ninos, con el objetivo de crear conciencia en los zacatecanos sobre la adopción de mascotas y recaudar 700 kilos de alimentos para perros y gatos que se encuentran en el CACF.

El evento convocó a  más de 300 perros con sus dueños, en el Parque Sierra de Álica, fue el escenario para conocer la historia de Viyú, quien al parecer se escapó de una casa donde era maltratado, a tal grado que tenía una pata recién amputada que supuraba.

Alejandra García, dueña del can, relató que llegó a su casa, una tarde se dedicó a ladrar hasta que le hicieron caso, momento en el cual, por asares del destino, consiguió un hogar donde es querido y cuidado.

“Este angelito llegó solito a la casa, una tarde estaba ladre y ladre en la puerta, se me hizo muy extraño porque vivo en una privada, entonces lo vi, estaba muy maltratado, muy mal, tenía suturada su piernita, se la cortaron y estaba supurando, tomé fotos, lo mandé a un chat de los vecinos de la privada para saber de quién era, nadie me contestó y lo dejamos en la casa”, agregó.

La señora aseguró que sus hijos y ella misma se encariñaron mucho con Viyú, debido a esto lo dejaron en su casa, le dieron atención médica, donde les confirmaron que el animalito fue maltratado, motivo por el cual, llega a ser huraño y hasta agresivo con los extraños.

Alejandra García expresó que a pesar del maltrato al que fue sometido y la patita que le cortaron a Viyú, no se torna violento en su casa, a todos les demuestra cariño y hasta agradecimiento por haberle abierto las puertas y al que considera su amo es a su hijo menor, a quien al verlo, sale corriendo y le demuestra su cariño.

“No tenemos ninguna dificultad, pienso que no le hace falta la patita porque es súper activo, es súper cariñoso y adoptar un perrito de calle creo que es una bendición porque son las mascotas más agradecidas, definitivamente es un ángel para nosotros”, dijo.