×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Atole con el dedo
Juan Carlos Ramos León
~
27 de Agosto del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Imagen / Lo respeto y lo felicito porque su candidato ganó.

Este brevísimo comentario está dirigido y dedicado a los que votaron por Andrés Manuel López Obrador. Si usted –como yo- no votó por él, puede leerlo, favor que me hace, ayúdeme a difundirlo.

Usted acudió a las urnas, el pasado 1 de julio, a votar por su candidato. Si lo hizo porque estaba convencido de su propuesta, de su movimiento o de alguna forma porque le inspiró confianza, no lo entiendo a usted, pero lo respeto y lo felicito porque su candidato ganó. 

Pero si usted votó por él para castigar al PRI, al presidente actual y a su camarilla y a quienes mueven los hilos arriba de ellos por considerarlos corruptos, manipuladores, rateros y por que le daba coraje que se siguieran burlando de usted en su propia cara mientras todos los días se gasta la vida trabajando para cobrar un sueldo que apenas le alcanza, le tengo una muy mala noticia: su candidato es el nuevo rostro de ese sistema al que usted pretendía retirarle el poder. Lo engañaron. Las cosas seguirán igual y, es más, se pondrán peor. 

O ¿acaso no se ha dado cuenta? ¿No ha visto las imágenes que circulan por todas partes en las que su presidente electo sonríe para la cámara en actitud de franca camaradería junto al presidente saliente al que usted repudiaba? ¿O con su acérrimo rival en la campaña, el candidato del partido al que le llamaba “la mafia del poder? ¿Sí supo que el pasado lunes exoneraron a la corrupta entre las corruptas ex lideresa del magisterio? ¡Sí, esa, la que estaba en la cárcel! ¡Ándele, esa misma, la que tenía mansiones en Estados Unidos y gastaba sumas escandalosas de dinero en tiendas en las que sólo compran los millonarios! Y ¿ya sabe que al exgobernador de Veracruz, a ese que agarraron prófugo en Guatemala por supuesto enriquecimiento ilícito, están a nada de soltarlo por tecnicismos legales?
¿No se le hace esto sospechoso? De verdad ¿usted cree que todo esto –y más- es obra de la casualidad? ¿No le pasa por la cabeza ni tantito darse cuenta de que le están dando atole con el dedo?